Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Honda de Canadá prevé efectos ‘devastadores’ con aranceles a los autos

Las armadoras analizan opciones con su Gobierno; el TLCAN continuará sus pláticas en el verano.
Honda Civic
Honda Civic - (Foto: Shutterstock)

La posible imposición de aranceles de hasta 25% a las importaciones de autos y camiones de Estados Unidos será “devastador” para la industria manufacturera de Canadá, advirtió Dave Gardner, presidente de Honda Canada Inc.

“Las tarifas estadunidenses a los autos serían potencialmente devastadoras para los manufactureros canadienses”, afirmó Garder.

Leer:  TLCAN 2.0 'se congela' por aranceles al acero y al aluminio

Luego de que la administración del presidente estadounidense Donald Trump impuso 25% de aranceles a la importación de acero y 10% a la de aluminio —lo que afecta mayoritariamente a Canadá, su principal abastecedor—, el sector automotor canadiense está en pláticas con los diferentes niveles de Gobierno.

El motivo es para prepararse y tomar las medidas pertinentes ante la eventualidad de que Estados Unidos imponga tarifas a la importación de autos y camiones.

Honda ensambla sus modelos Civic sedán y CR-V en su planta de Alliston, Ontario, donde emplea a 4,000 trabajadores y embarca 75% de su producción al mercado estadounidense.

Publicidad

Leer:  Daimler: los aranceles al acero y al aluminio encarecerán los autos

“Todas las partes involucradas en Canadá deben enfocarse en lo que se necesita hacer para evitar la imposición de esas tarifas”, agregó Garder.

Todo por la leche canadiense

En tanto, el presidente de la Asociación de Manufactureros de Autopartes de Canadá (APMA), Flavio Volve, criticó la amenaza de Trump de imponer aranceles a las importaciones de autos, en compensación al sistema de regulación de abasto canadiense en la producción de lácteos.

Leer:  Los posibles aranceles pueden afectar más a Toyota y VW

“¿O sea que Ud (Trump) está sugiriendo usar la regulación de Seguridad Nacional para imponer 8,000 millones de dólares (mdd) en tarifas a los consumidores 'americanos' quienes compran 1 millón de carros hechos por productores estadunidenses con 60% de contenido estadounidense, solo por el precio de la leche en Windsor?”, cuestionó Volve.

En una de sus acusaciones directas al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, Trump le aclaró que los aranceles al acero y al aluminio eran por los aranceles de 270% que Canadá aplica a Estados Unidos en el comercio de lácteos.

Los gobiernos locales intervienen

La provincia de Ontario es el “hub” de las plantas de ensamblaje de todo el país, que emplean a 130,000 trabajadores de ensamblaje y autopartes.

La provincia de Quebec ha ofrecido un paquete de 100 mdd en préstamos y garantías para apoyar a los manufactureros de acero y aluminio quebequenses, pero el gobierno de Ontario no ha anunciado ningún plan similar.

Leer:  Sector de camiones pesados ve impacto de aranceles por la proveeduría

Tras 15 años de gobiernos liberales, Ontario acaba de elegir a un gobierno conservador a la cabeza de Doug Ford, quien se reunió con empresarios de los sectores automotor y del acero, pero no anunció un programa concreto para asistir a estas industrias, aunque sí adelantó apoyar el Gobierno liberal de Trudeau en la guerra comercial con el gobierno estadounidense.

La relación bilateral Canadá-Estados Unidos ha caído hasta su nivel más bajo, debido no sólo a la guerra comercial que Washington inició contra países aliados, sino por las acusaciones directas tanto de Trump como de otros funcionarios comerciales, que criticaron a Trudeau.

Leer:  La amenaza de Trump sobre aranceles a los autos carece de bases técnicas

En sus críticas calificaron a Trudeau de ser “manso y deshonesto” y de dar “una puñalada en la espalda” al mandatario estadounidense, quien abandonó a la mitad la cumbre del Grupo de los Siete (G7), que concluyó en Quebec el fin de semana.

La revisión del TLCAN continuará en el verano

El presidente ejecutivo del Royal Bank of Canada, el banco más grande del país, Dave McKay, expresó su frustración por el desencadenamiento de los recientes eventos al más alto nivel entre ambos países.

“En mi reciente viaje a Washington he oído a funcionarios estadounidenses hablar negativamente de Canadá sin ningún fundamento, lo cual afectará las inversiones y la expansión de negocios a través de la frontera”, declaró al diario The Globe and Mail.

Recomendamos:  México puede rebatir posibles aranceles a los autos

El representante bancario dijo que apoya al gobierno de Trudeau en su rechazo a ceder a las demandas de Estados Unidos, en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como la cláusula “sunset” de terminación cada cinco años.

Este día en Washington, la canciller canadiense, Chrystia Freeland, dijo que las negociaciones para modernizar el TLCAN entre México, Canadá y Estados Unidos seguirán durante el verano.

Ayer, al recibir el premio a la Diplomática del Año por la revista Foreign Policy, la ministra recalcó que Canadá impondrá a partir del 1 de julio aranceles proporcionales a los impuestos por Estados Unidos y advirtió que el precio, en parte, será pagado por los consumidores estadounidenses.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad