Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alta concentración de ácido linoleico en carne de bovinos reduciría el cáncer

Observan que ese ácido se encuentra en una mayor concentración en animales que vienen del pastoreo.
Carne bovina
iStock

Actualmente, se trabaja en un proyecto para incrementar la concentración de ácido linoleico conjugado (ALC) en la carne de bovinos, para de esta forma añadir valor nutricional al producto dentro del mercado y reducir enfermedades mortales como el cáncer, así como prevenir padecimientos como diabetes e hipertensión.

La investigadora Yuridia Bautista Martínez, de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), busca que con esta investigación se le dé un valor agregado a los productos de origen animal con el proyecto “Perfil lipídico de carne de bovino en el estado de Tamaulipas”, el cual pretende determinar la concentración de ácidos grasos presentes en la carne.

Precisó que una parte del trabajo consiste en determinar la concentración del ALC que existe tanto en animales que vienen del pastoreo como de aquellos que provienen del establo.

Publicidad

De acuerdo con otros estudios, indicó, se ha observado que ese ácido se encuentra en una mayor concentración en animales que vienen del pastoreo.

El equipo de trabajo toma muestras de los animales que llegan al rastro de la FMVZ, “ya hicimos un perfil lipídico de varias muestras, en grasa y en carne, y sí se han encontrado diferencias en la concentración de los ácidos grasos”, explicó Bautista.

Una vez llevado a cabo este estudio, buscarán estrategias para incrementar este ácido graso en carne y tener resultados favorables.

Carne "in vitro": opción alimentaria en el futuro

"Sería un beneficio muy importante para los productores”, señaló la experta en estudio, diseño y análisis de sistemas alimentarios en un comunicado de la UAT.

Si se logra certificar que tienen un alto contenido de ácido linoleico conjugado, se les estaría pagando por generar alimentos con valor agregado que tendría beneficio para la salud de los consumidores, apuntó Bautista Martínez.

Este proyecto no es el único en su ramo. De igual forma, la profesora Helen Roche, del Teagasc and University College Dublin (UCD) afirma que complementar una dieta alta en grasas con una pequeña cantidad de ácidos grasos beneficiosos que se encuentran en la carne de bovino alimentada con pasto, entre ellas el ácido linoleico conjugado y el ácido alfa-linolénico, mejoraría con creces la salud cardio-metabólica.

Los actuales estudios en la materia podrían traer a la industria cárnica una nueva gama de productos y opciones alimentarias.

*Con información de AgriLand

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad