Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Presidenta de GM no sabía de autos defectuosos

Mary Barra menciona que supo de los detalles hasta finales de enero; se vinculan ya 12 muertes
GM-general-motors-autos-RT.jpg
GM-general-motors-autos-RT.jpg - (Foto: Reuters)

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo que no se enteró sobre los detalles de los autos defectuosos de la automotriz, que están vinculados a 12 muertes, hasta el 31 de enero, unas semanas antes de asumir su cargo y casi 13 años después de los primeros reportes de problemas.

El mes pasado, la automotriz llamó a revisión a más de 1,6 millones de vehículos fabricados entre 2003 y el 2007 para reemplazar sistemas de encendido defectuosos que podían provocar que el motor se apagara repentinamente y desconectar las bolsas de aire de seguridad.

La primera muerte vinculada a la falla ocurrió en Maryland en julio del 2005.

Publicidad

"Lamento mucho las pérdidas de vidas que se produjeron", dijo Barra en una reunión con periodistas el martes.

También el martes, GM designó a un veterano ejecutivo en el nuevo cargo de jefe de seguridad de vehículos, quien será responsable por asuntos de seguridad de productos, incluyendo los llamados a revisión y retiros.

Jeff Boyer, de 58 años, informará a la presidenta ejecutiva sobre la iniciativa de la compañía por acelerar y mejorar los procesos de revisión.

Barra dijo que fue informada a fines de diciembre, cuando aún era jefa global de desarrollo de productos de GM, de que se produciría una revisión del Chevrolet Cobalt, uno de los vehículos que finalmente fueron retirados. Agregó que no supo de los detalles de aquella revisión en ese momento.

"Claramente, esto tomó demasiado tiempo", dijo respecto de la prolongada investigación de ingeniería sobre los mecanismos defectuosos de encendido de autos, que fueron reportados por primera vez a GM en 2001 y abordados inicialmente en boletines de concesionarias en 2005.

Los primeros reemplazos de los sistemas de encendido estarán disponibles para los clientes el 7 de abril y GMespera contar con suficientes componentes para cada auto revisado para "la primera parte de octubre", sostuvo la ejecutiva.

Otro ejecutivo de GM, Mark Reuss, dijo en la reunión con los medios el martes que llamó a Barra el 31 de enero después de que los jefes de la compañía decidieron retirar al Cobalt y a otros modelos que presentaban fallas. Barra sostuvo que tras enterarse del problema, el directorio de GM fue informado de inmediato.

Reuss, que era presidente de GM para Norteamérica, sucedió a Barra a mediados de enero como jefe global de desarrollo de productos.

La presidenta ejecutiva dijo que estaba preparada para testificar sobre el retiro de los vehículos en audiencias del Congreso de Estados Unidos. También enfatizó en que no existen "vacas sagradas" para la investigación interna que lleva adelante GM.

Sin embargo, evitó contestar directamente las preguntas sobre si GM tiene planes de establecer un fondo para las víctimas de accidentes. Algunos críticos han exhortado a la automotriz a crear un fondo de 1.000 millones de dólares para compensar a los clientes afectados.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad