Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tipo de cambio preocupa a armadoras

Las más afectadas son aquellas que tienen baja producción nacional
El sector automotriz emplea a 17.9% del total de mujeres ocupadas a nivel nacional.
El sector automotriz emplea a 17.9% del total de mujeres ocupadas a nivel nacional. - (Foto: .)

La volatilidad cambiaria preocupa a la industria automotriz debido a que la devaluación del peso frente al dólar ha encarecido las importaciones de vehículos y de autopartes.

“Nosotros, por ejemplo, importamos modelos desde las plantas de Estados Unidos, Tailandia y Corea del Sur. Además traemos partes y componentes desde otros países para abastecer las plantas de México. Todas las compras se hacen en dólares”, dijo Adrián Enciso, director de publicidad de General Motors de México.

En México se comercializan 235 modelos de 25 marcas diferentes, una oferta multinacional procedente de diversos países.

Publicidad

Seis de los 15 modelos más vendidos en México son de importación, se trata del Volkswagen Vento, Chevrolet Spark, Chevrolet Matiz, Volkswagen Gol, Toyota Corola y Mazda 3 Sedán. 

Las armadoras más afectadas son aquellas que dependen sobre todo de las importaciones para abastecer la demanda del mercado mexicano.

Tal es el caso de Toyota, que en lo que va del año ha vendido 60,128 unidades en el país (6% del total de las ventas de autos nuevos), todos modelos de importación, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, dijo que la actual depreciación del peso ha sido fuertemente influenciada por variables externas como el precio del petróleo y por la normalización de la política monetaria estadounidense, pero pese a ello, aseguró que los fundamentales macroeconómicos del país están sólidos.

El tipo de cambió superó los 15 pesos por primera vez en seis años y los analistas prevén que la volatilidad continuará durante el primer trimestre de 2015, en un rango de entre 13.80 y 14.30 pesos por dólar.

En medio de este escenario, las exportaciones mexicanas y la producción nacional podrían ayudar a las armadoras a equilibrar su balanza comercial.

“En México producimos varios de los modelos de volumen que comercializamos en el país, como el Aveo, la Trax y la Captiva. Esto nos ayuda a compensar, un poco, los incrementos en las importaciones debido a la volatilidad en el tipo de cambio”, dijo Enciso.

Estos modelos también se exportan, por ejemplo, la Trax va a Argentina, Brasil y Colombia. A Estados Unidos se manda la pick up Silverado y a China la SUV de lujo Cadillac SRX, según la AMIA.

Alrededor de 80% de los tres millones de vehículos que se ensamblan en México se destinan a la exportación.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad