Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ciberseguridad detrás de los autos Fórmula 1

Big data, encriptación y blockchain, en el equipamiento de las escuderías.

Autos de Fórmula 1 2016

F�rmula 1 (a)

F�rmula 1 (a)

-
.
Gran Premio 1

Gran Premio 1

-
AFP
Gran Premio 2

Gran Premio 2

-
AFP
F�rmula 1 M�xico (b)

F�rmula 1 M�xico (b)

-
AFP
Gran Premio M�xico 1

Gran Premio M�xico 1

-
AFP
Gran Premio M�xico 2

Gran Premio M�xico 2

-
AFP
F�rmula 1 (b)

F�rmula 1 (b)

-
.
F�rmula 1 M�xico-

F�rmula 1 M�xico-

-
AFP
GPremio M�xico 1

GPremio M�xico 1

-
AFP
GPremio F1 (a)

GPremio F1 (a)

-
AFP
GPremio F1 (b)

GPremio F1 (b)

-
AFP

Es un mito que en carreras de la Fórmula 1, el papel de la escudería depende al 100% de la pericia del piloto. Actualmente 50% del desempeño del auto tiene que ver con la forma en la que los ingenieros le sacan provecho a los datos generados por el auto.

Leer:  Digitalización y medio ambiente, retos del sector automotriz

Dada la importancia de estos datos, escuderías como Toro Rosso, Ferrari, Mercedes y otras, se han aliado con firmas de tecnología y ciberseguridad para proteger el manejo de esos datos, tanto en entrenamientos, como en carreras, como el Gran Premio de México, que tendrá lugar este fin de semana en la Ciudad de México.

Protección con blockchain

Publicidad

En el caso de Toro Rosso, la firma Acronis dio a conocer que utilizará un sistema de protección y manejo de datos en la nube, cuya seguridad se nada en blockchain.

Blockchain, usualmente conocida como la base de Bitcoin, se sustenta en la autenticación compartida de varias partes de una cadena de datos, a los cuales solo se puede acceder si toda la cadena lo aprueba.

Recomendamos:  Infiniti 'acelera' venta de modelos híbridos con la Fórmula 1

"De esta forma los datos no se manipulan", dice el director general de Acronis Business Unit, Jan-Jaap Jager, en conferencia de prensa.

Al usar este tipo de tecnología, es posible dar una mayor protección a los datos que se monitorean del coche durante las pruebas, lo cual puede llegar hasta cinco terabytes, y aquellos que se envían en tiempo real de la sede de la carrera a las bases de operación de la escudería.

En el Gran Premio de México, la información de Toro Rosso y sus pilotos deberá ir también a Italia y a Londres.

Publicidad

Recomendamos:  Cultura y data: deficiencias en la digitalización industrial

Perder por 10 milisegundos

Para lograr que la información realmente trabaje en favor de los pilotos además de viajar de forma segura debe ir muy rápido, por lo que Jager explicó que en cada sede de carrera se deben hacer adaptaciones locales para tener todos los datos disponibles, además de que se utilizan conexiones móviles en lugar de satelitales.

Leer:  Fórmula 1, fuente de inspiración automotriz

Actualmente, algunas firmas todavía usan satélite para la comunicación en colaboración con redes de operadores como Telcel o Telefónica, pero estas redes son menos estables que usar redes móviles y la nube.

Jager explicó que si la conectividad de datos no está optimizada se pueden perder 0.01 décimos de segundo, lo que traduce en uno o dos lugares menos en la competencia y un impacto económico por lugar de hasta 2 millones de dólares menos.

Publicidad

El promedio de diferencia entre lugar y lugar en estas competencias es en promedio de 0.01 décimos de segundo.

Leer:  Digitalización y electromovilidad empujarán a camiones

Jager comentó que una de las razones por las que cada vez se involucran más firmas de seguridad y tecnología en la Fórmula 1 consiste en el alto nivel de innovación y dependencia en el performance que tiene este deporte.

"Lo vemos como un laboratorio de pruebas para nosotros. Tenemos ya tecnología que puede hacer cosas muy sofisticadas, pero actualmente es muy cara y no la veremos en el mercado hasta dentro de tres o cinco años, pero en Fórmula 1 la podemos probar", dijo. 

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad