Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las automotrices tradicionales tienen el tiempo contado

Marcas como BMW y Renault entablan alianzas con Intel y Google para desarrollar autos nuevos.
auto aut�nomo
auto aut�nomo - (Foto: iStock)

Las ventas de autos para uso particular tendrán un panorama complejo en las siguientes décadas, toda vez que los nuevos esquemas de movilidad modifican los patrones de consumo al grado tal que ser dueño de un automóvil será una opción más que una necesidad.

Maru Escobedo, directora general de BMW México, y Magda López, directora general de Renault México, coincidieron en que las compañías deben adoptar los cambios en el ecosistema de la industria automotriz a nivel global, para mantenerse competitivas y diversificar sus negocios.

Leer:  Porsche quiere rebasar a Tesla en la carrera por los autos eléctricos

Publicidad

“El cambio es inminente y no tenemos otra opción que abrazarlo porque ya está sucediendo. Nos queda recibirlo de la mejor manera posible y las opciones de negocio permanecerán. Es nada más entender donde están esas oportunidades”, dijo Maru Escobedo en el IPADE Auto Summit 2018 "Repensando el ecosistema".

En el panel Repensando la industria: Perspectiva del OEM, las ejecutivas coincidieron en que las empresas automotrices no pueden quedarse de brazos cruzados y conformarse con la idea de que lo que se hace hoy funcionará para el consumidor del futuro, ya que este tendrá necesidades y un estilo de vida distintos, que estarán ligados a los modelos de transporte compartido, electromovilidad y los autos autónomos.

Recomendamos:  3 desafíos de Robyn Denholm para encabezar a Tesla

Estos tres conceptos están cambiando radicalmente a la industria automotriz, a tal grado de que compañías como Renault han adoptado estos elementos como sus ejes sobre la movilidad del futuro.

“La movilidad es más un modelo de servicio y ahí es donde fábricas, empresas y consumidores nos iremos adaptando”, mencionó Magda López.

Autos como servicio y no como producto

La empresaria mencionó que las nuevas generaciones están más abiertas a opciones de movilidad como el auto compartido y la conducción por robots (auto autónomo) de ahí que una de las apuestas debe ser a las experiencias a bordo.

Leer:  BMW analiza cómo adaptarse a las nuevas reglas de origen del T-MEC

De ahí que, a fines de septiembre, Renault —junto con sus aliados Nissan y Mitsibishi, quienes el año pasado vendieron 10.6 millones de vehículos a nivel global—, signó una alianza con Google para instaurar el sistema operativo Android en los sistemas de infotenimiento de los vehículos fabricados por la alianza automotriz hacia 2021.

El sistema operativo proporcionará navegación con Google Maps, la capacidad de responder llamadas y mensajes de texto y de administrar las funciones del vehículo con voz, al utilizar el Asistente de Google, entre otros, según información oficial divulgada por la Alianza automotriz.

Esta sinergia forma parte de la labor que la compañía ha realizado en los últimos 24 meses en la exploración de autos autónomos, eléctricos y de soluciones de movilidad compartida. El objetivo es “cómo hacer de los autos un servicio y no un producto como tal”.

Recomendamos:  HP ‘cautiva’ a Volkswagen con su nueva impresora 3D 

En tanto, BMW trabaja con Intel para crear modelos predictivos de movilidad, con base en inteligencia artificial, en aras de desarrollar sus primeros coches autónomos.

Maru Escobedo reconoció que este tipo de alianzas ayudan a las compañías a buscar mejores oportunidades de negocio ante los cambios futuros, ya que es posible que en el futuro los particulares dejen de comprar automóviles y que estos sean adquiridos principalmente por empresas de servicios de movilidad.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad