Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Roban nueve autos de lujo por cada 100 subcompactos

El robo con violencia se presenta más en vehículos de mayor valor, sobre todo los de lujo o deportivos
(Obligatorio)
INSEGURIDAD La marca más robada de autos subcompactos fue Nissan con un total de 11 mil 954 unidades

MÉXICO - Por cada 100 vehículos subcompactos o de gama baja se roban nueve vehículos de lujo, entre los cuales los autos Nissan y BMW, respectivamente, son las marcas que buscan los ladrones, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

A pesar del índice de robos, el nivel de aseguramiento es de apenas 30% en promedio nacional, aunque en el caso de los vehículos de lujos este porcentaje puede llegar hasta 50% o 60% debido a que se trata de unidades más recientes o de mayor valor y hay más conciencia de la importancia de proteger el patrimonio, dijo el titular de Autos y Daños de la AMIS, Carlos Jiménez Palacios.

Al cierre de febrero pasado, en el país se robaron 92,485 autos asegurados en los últimos 12 meses, de los cuales 22,761 fueron autos subcompactos como Tsuru o Versa; se registraron 14,819 vehículos compactos sustraídos como Vento, Jetta, Sentra y Sonic; de lujo se robaron 2,160; 946 autos deportivos y los 51,799 restantes fueron otras unidades (vehículos de carga y motocicletas, por ejemplo).

De estos segmentos, el que tuvo el mayor incremento de robo fue el de los autos compactos con 30% respecto a lo reportado en febrero de 2018, seguido de los subcompactos y los deportivos que en ambos casos hubo un crecimiento de 18% y el robo en autos de lujo creció 9% en el periodo que se reporta.

Las cinco marcas más robadas en el segmento subcompacto son Nissan, General Motors, Volkswagen, Seat y Ford y como submarcas las más atractivas para los delincuentes son Tsuru, Versa, Aveo, Tiida e Ibiza; entre los compactos, las marcas que más se roban son Volkswagen, Nissan, General Motors, Honda y Toyota, en ese orden, y dentro de estos, los cinco más robados son Vento, Jetta Clásico, Sentra, Sonic y Nuevo Jetta.

En tanto, las cinco marcas de lujo que más gustan a los ladrones son BMV, Audi, Mercedes Benz, Honda y Nissan, pero por submarcas, el auto de lujo que más se roban es el Accord de Honda, seguido de Passat de Volkswagen, Altima de Nissan, BMW Serie 3 y A3 de Audi.

Publicidad

Dentro de los deportivos, los que más gustan a los delincuentes son de las marcas Seat, Mazda, Ford, BMW y Audi, y en cuanto a submarcas son León, A1, Mustang, Golf GTI y Camaro.

Leer: Ventas de SUV aumentan 7.7% en marzo

Al cierre del periodo de análisis, la marca más robada de autos subcompactos fue Nissan con un total de 11,954 unidades, mientras que en compactos fue Volkswagen con 5,404 vehículos; en lujo, la marca fue BMW con 336 y dentro de los deportivos está Seat con 198 autos sustraídos.

Modalidad de robo

El directivo de la AMIS destacó que el robo con violencia se presenta más en vehículos de mayor valor, sobre todo los de lujo o deportivos, debido a que estos tienen mejores elementos de seguridad que hacen más difícil cometer el delito cuando el auto está estacionado.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el robo de automóviles es el primer paso para cometer otros delitos, como secuestro exprés, robos a casa habitación o robos de mercancías, entre otros.

En el caso de los autos subcompactos, en particular de la marca Nissan, entre los que el Tsuru lleva más de 10 años como el auto más robado a nivel nacional, el motivo se debe a que tienen un alto uso para transporte público o para cobranza, entrega, utilería, lo que genera que haya una oferta y demanda mayor que el resto.

Más: Recomendaciones para comprar productos blindados

El mayor uso de esas unidades genera que haya un mercado negro de refacciones y autopartes, por lo que después de hacer el robo del vehículo, se usa para cometer otro ilícito y después se desmantela para vender sus partes de manera ilícita.

“Si nosotros como automovilistas, como empresas, como dueños de vehículos de utilería si hacemos una labor muy importante que sea no fomentar el comprar autopartes en donde hay una procedencia dudosa, donde no hay una garantía de que estas piezas sirven para reparar el auto, entonces estas cortado ese mercado”, dijo el directivo.

Si bien se requieren políticas públicas para la prevención del delito, también se requiere una conciencia ciudadana muy importante de garantizar que cuando se compra una pieza de un auto se debe hacer en un establecimiento formal y con la garantía de que no proviene de un auto robado, dijo.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad