Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así es la remanufactura de un motor para tractocamión

La remanufactura de un motor demanda la mitad de la energía y trabajo que requiere producir uno nuevo. Los beneficios también llegan al propietario del vehículo.
Motor
Interactivo

El sector automotriz es quizá uno de los pioneros en la remanufactura o reconstrucción de componentes como motores, transmisiones, bombas de agua y de gasolina, llantas y otros más. Sus beneficios son palpables, pues reconstruir un motor requiere 50% de la energía y 67% del trabajo que implica producir uno nuevo, según información de la Asociación de Remanufacturadores de Autopartes (APRA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

La técnica implica desarmar por completo el componente, limpiarlo y remplazar las partes dañadas.

Salvador Castillo, director de operaciones de la división de motores y remanufacturados de Cummins México, agrega que la remanufactura resuelve la problemática de la disponibilidad de componentes para versiones antiguas. "Cualquier motor se puede remanufacturar, desde (modelo) 88 hasta unidades con tecnología EPA 2013", señala.

Publicidad

Leer más: Estados Unidos y su gran interés en los autos mexicanos

La firma estadounidense que diseña, produce, distribuye y da servicio a motores para tractocamión e industriales recompone hasta 85% de la estructura de un motor, incluyendo el block de cilindros, el cigüeñal, los balancines, entre otros. Según Castillo, un motor puede remanufacturarse de dos a tres veces, mientras las piezas lo permitan.

El proceso, agrega, no afecta el desempeño del motor ni compromete el cumplimiento de normas de calidad o ambientales. Además, el usuario puede ahorrar hasta 15% de la inversión que representaría un motor nuevo.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad