Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sector industrial apuesta por la energía solar fotovoltaica

Compañías que dan prioridad a las metas de sustentabilidad están dando impulso a las energías renovables. El fabricante de acero Gerdau Corsa es muestra de ello.
Process of installation solar batteries in winter
El uso de la energía solar en la industria representa oportunidades para disminuir costos por el servicio y emisiones a la atmósfera.

Por su ubicación, México posee gran potencial para la generación de electricidad a partir del recurso solar, por lo que este sector ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos 10 años.

Como señala Israel Hurtado, secretario ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), a la fecha existen cerca de 90 mil contratos de generación distribuida en el país, es decir, paneles solares en hogares, comercios y plantas industriales. Estos suman un total de 500 MW de capacidad instalada.

Además, se han construido 39 centrales solares en el territorio, con capacidad de 500 MW. La proyección para 2024 es que la generación distribuida aumente de 500 a 6,000 MW y para las centrales el crecimiento estimado es a 18,000 MW.

“Alcanzar este pronóstico nos podrá en el lugar 6 o 7 de los países con mayor generación de energía solar en el mundo”, asegura Israel Hurtado, en entrevista.

Esto plantea un reto para el mejor aprovechamiento de los recursos y, como gran consumidor de energía, el sector industrial tiene una diversas oportunidades para la utilización de electricidad producida mediante paneles fotovoltaicos.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Asolmex señala que los costos de esta tecnología son más bajos, en comparación con otras fuentes limpias, lo que abre la posibilidad de que las empresas se interesen por colocar paneles en fábricas, ya sea en los techos ,en los estacionamientos o por el suministro desde las centrales a las parques industriales.

Publicidad

“Es un ganar-ganar para las empresas porque, con la energía solar pueden bajar el monto de su factura por el servicio y cumplir con las metas que tiene México para el consumo de energías limpias y la generación de certificados de energía limpias (CEL)”, afirma Hurtado.

La sustentabilidad como valor diferencial en el negocio

Perfilándose como uno de los casos de éxito en la industria, el fabricante de acero, Gerdau Corsa, anunció este año que su planta ubicada en Tultitlán operará al 100% con energía solar fotovoltaica.

Para ello, la compañía firmó un acuerdo con ENGIE, su socio en otras latitudes, para adquirir la electricidad de una central al norte de Sonora. La inversión para este proyecto, que estará operando en su totalidad a finales de 2019, fue de 111 millones de dólares.

Equipada con 400 paneles, la instalación tiene una capacidad de generación de 100 MW, con los que cubrirán la demanda de la fábrica y el excedente lo inyectarán a la red. Esto considerando que sólo el 90% del consumo energético de la planta en Tultitlán se destina al proceso de acería.

Screen Shot 2019-05-03 at 1.30.10 PM.png
La planta de Gerdau Corsa en Tultitlán operará al 100% con energía solar fotovoltaica y empleará chatarra reciclada para la fabricación de varilla corrugada.

“Tenemos una creencia muy fuerte en la sustentabilidad, económica, social y ambiental. Desde el punto de vista económico habrá un ahorro importante en el costo de energía, además de que es limpia porque no hay utilización de combustibles fósiles. En términos sociales, invertimos en México para generar más empleos. Sí se pueden tener buenos negocios en la iniciativa privada que beneficien a todos”, explica Fernando Pessanha, director general de Gerdau Corsa México.

De igual forma, para la producción de varilla corrugada emplearán chatarra reciclada. Como agrega el directivo, el acero se produce de manera tradicional con hierro y carbón, pero este proceso genera emisiones de gases y residuos. Sin embargo, al hacerlo a partir de chatarra de obsolescencia, que se funde en el horno, se obtiene la materia prima para las varillas y sin desechos.

“Se trata de un acero más verde. Por ejemplo, un refrigerador o un microondas viejo se puede convertir en acero nuevo y se puede reciclar casi infinitamente. Es el compromiso de la empresa, tenemos la certidumbre de que los clientes nos van a reconocer por eso, porque es un diferencia contra la competencia”, concluye Fernando Pessanha.

Tú puedes ser un agente de cambio. Conoce más propuestas como esta al sumarte a la plataforma internacional WDCD.
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad