Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pemex tuvo en 2017 un año complicado

Su pérdida integral aumentó 408.8% por deterioro de activos y el pasivo laboral.
refiner�a de petr�leo
refiner�a de petr�leo - (Foto: Shutterstock)

Petróleos Mexicanos (Pemex) cuadruplicó sus pérdidas integrales el año pasado: ya que pasaron de 63,272 millones de pesos (mdp) en 2016 a 320,933 mdp en 2017, debido a un alza de los costos de venta y de los impuestos pagados, así como a una menor ganancia actuarial, proveniente del cálculo del costo de las pensiones de los trabajadores.

Leer:  Mal negocio para Pemex la compra de Agro Nitrogenados y Fertinal

La empresa productiva del Estado reportó un alza de 115% anual en los costos de ventas al cierre del año pasado con respecto a 2016, al pasar de 536,266 mdp a 1.15 billones de pesos.

Publicidad

Esto se explica por el reconocimiento de un deterioro de activos por 119,800 mdp, aunque se trata de un impacto único y no recurrente en trimestres subsecuentes, aclaró la petrolera.

El impacto se centró en activos de Pemex Exploración y Producción, explicó el subdirector de Tesorería de Pemex, Roberto Cejudo, en una conferencia con inversionistas.

Recomendamos:  Pemex celebra los 4 bloques que ganó en la Ronda 2.4

“Esto es una partida virtual que no produce ni entrada ni salida de flujo de efectivo”, dijo el funcionario.

Si se aísla este impacto, los costos de ventas hubieran incrementado 15%, en gran parte por el aumento en el valor y la cantidad de las importaciones de gasolinas y diésel, explicó Cejudo.

Pemex 2016 VS 2017 en cifras

La petrolera vivió en 2017 un año marcado por la contención de sus costos, con menores inversiones, una recuperación de los precios internacionales del petróleo, los fenómenos naturales (los sismos y un huracán) que golpearon sus refinerías, y por una caída en la extracción de petróleo y crudo.

Leer:  Pemex reporta avances en el combate al robo de hidrocarburos

Aquí las claves del reporte financiero de Pemex al cuarto trimestre de 2017.

Las ventas crecieron 30.1%, al pasar de 1.07 billones a 1.4 billones de pesos, principalmente gracias al aumento en los precios del crudo.

Los costos se dispararon 115%, al pasar de 536,266 mdp a 1.15 billones de pesos. Esto debido al reconocimiento del deterioro de activos en Pemex Exploración y Producción

La pérdida neta creció 74.4%, al pasar de 191.144 a 333,354 mdp, debido tanto al deterioro de activos como a mayores importaciones de gasolinas.

Recomendamos:  Pemex logra un triunfo a medias en 2017

La pérdida integral se disparó 408.8%, de 63,272 a 320,633 mdp, ante una menor ganancia actuarial por el cálculo de las pensiones de trabajadores de Pemex.

La producción de hidrocarburos cayó 11.1%, al pasar de 3.03 a 2.7 millones de barriles de petróleo crudo equivalente diarios. La extracción de crudo bajó 9.5%, al pasar de 2.15 a 1.95 millones de barriles; y el gas natural descendió 12.5%, al pasar de 5.92 a 5,06 millones de pies cúbicos.

La perforación de pozos se desplomó 47%, aunque la exploración se incrementó 64.7%.

Sobre las reservas, Pemex asegura que, gracias a la exploración exitosa de pozos, la restitución de reservas 3P —el número de barriles que se extraen al año frente al número de barriles que se encuentran—, será de 112% para 2017.

Leer:  Pemex niega un aumento abrupto de precios de los combustibles

La producción de gasolinas cayó 20.6%, al pasar de 310,000 a 246,000 barriles al día. Por lo anterior, Pemex tuvo que recurrir a las importaciones de combustibles, que pasaron de 505,000 a 571,000 barriles promedio al día, es decir, un alza del 16.2% anual.

Las ventas totales de gasolinas automotrices cayeron 3.1%, al pasar de 823,000 a 791,000 barriles al día, así que cerca de 70% de la gasolina que se vendió en el país en 2017 provino de importaciones.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad