Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Herramientas en el reino inalámbrico

Crece inversión en talleres y plantas hacia este tipo de soluciones, reconoce Somoza Woodworth
Herramientas Milwaukee
Herramientas Milwaukee - (Foto: especial)
Una de las ventajas competitivas que el fabricante de herramientas Milwaukee encuentra como tendencia está en sus baterías de litio, que les permite cargas más largas, mayor durabilidad y pilas sin memoria de uso. A diferencia de sus competidores, que todavía emplean acumuladores a base de níquel, explica Manuel Somoza Woodworth, vicepresidente de esa empresa en México.
 
A partir de esta ventaja, han podido abrir mercado en un segmento que se había desestimado en América Latina: las herramientas inalámbricas. La empresa ofrece sistemas completos. Por ejemplo, una familia de 40 herramientas que operan con la misma batería de litio (intercambiable).
Publicidad
 
Es en este sentido donde ven un crecimiento exponencial de sus productos dentro de sus mercados-clave: construcción, electricidad, plomería y mantenimiento, en general.
 
A medida que se va reforzando el aspecto electrónico como un componente de sus aparatos, se van perfilando nuevas soluciones. Como, por ejemplo, la pinza automatizada para cortar tubos de PVC.
 
“Vimos que en la industria de la construcción se usan cada vez más los tubos de PVC y que los técnicos deben cortarlos con seguetas. Así, nosotros desarrollamos una pinza que las corta, con exactitud, en 30 segundos o menos”, detalla Somoza.
 
La observación cercana de sus principales usuarios ha favorecido la mejora continua en la empresa y el adelanto en otros rubros del negocio. También les ha permitido desarrollar otras áreas, como la neumática, que en breve integrarán a sus productos.
 
La empresa está dividida en cinco unidades de negocio: alámbrica, inalámbrica, herramientas manuales, herramientas de medición y accesorios. La cercanía con sus principales usuarios y la innovación de los productos les ha ayudado a ampliar su negocio y sus vínculos con la clientela.
 
“Claro, nos topamos con objeciones”, reconoce Somoza. “La más común es el temor de las empresas a invertir en herramientas porque nos aseguran que ‘es lo primero que se roban’. Por eso creo –y se los digo– que hay que sembrar y sembrar y sembrar, de tal manera que pronto todos tengan mejores herramientas y aminoren los robos”, concluye.
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad