Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Escasez de herrajes nacionales encarece prendas

Los aranceles que pagan los insumos de importación repercuten en el precio del producto final
Ropa
Ropa - (Foto: Especial)

Una chamarra tipo punk con picos de zamak cuesta entre 30% y 40% más si se confecciona con aplicaciones de importación, en comparación a si se fabrica con insumos nacionales, dijo Daniel Legorreta, diseñador mexicano que fabrica y vende prendas bajo la marca Clash.

Desde hace 10 años, Legorreta fabrica ropa para dama y caballero, y ante la escasez de insumos nacionales, en un inició utilizó sustitutos –remaches de tapicería- y luego los compró a algunos proveedores extranjeros. Para la última colección, importó 10,000 picos de zamak de Brasil, a 3.50 la pieza. Sin embargo, el costo de las aplicaciones elevó el precio de las prendas.

Ante esta situación, Legorreta buscó producto nacional y lo encontró 200% más barato, principalmente porque no paga el arancel que tiene el producto que viene de Brasil. Gracias a la sustitución de importaciones, el precio de una chamarra pasó de 2,500 a 1,800.

Publicidad

La industria del vestido requiere insumos especializados que funcionen como elementos distintivos en las prendas. Desde cierres y botones, hasta telas especializadas que además de cumplir su función, den un valor agregado a la prenda, dijo Sergio López de la Cerda, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Actualmente, el sector vestido sufre un déficit de insumos nacionales especializados de algunas telas sintéticas, hilos y algunos complementos (botones, cierres, herrajes, pedrería). Por ello, la industria requiere proveedores nacionales capaces de desarrollar insumos diferenciados, que agreguen diseño o confort a la prenda.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad