Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Producen lechugas con apoyo de máquinas

Grupo Altex tiene en Guanajuato uno de los invernaderos más modernos del país.
invernadero moderno
invernadero moderno - (Foto: Shutterstock)

Nota del editor: Este y otros artículos los puedes consultar en la  edición 257  de la revista Manufactura, Especial Industrial sin Fronteras, correspondiente a mayo de 2017.

San Francisco del Rincón, Guanajuato, alberga uno de los invernaderos más grandes de lechuga hidropónica, que pertenece a Grupo Altex.

Estas instalaciones tienen una extensión de aproximadamente seis hectáreas y pueden producir 25 millones de lechugas al año; pero ahí apenas trabaja gente. Está totalmente automatizado. 

Leer:  "Retoña" en Altex mayor producción de lechuga

“Tenemos controles de todo... Podemos ahorrar cerca de 80% de consumo de agua contra la cosecha tradicional, por ejemplo. 1 kilogramo de lechuga convencional gasta 150 litros de agua y una lechuga Eva (la marca de este invernadero) gasta 25 litros”, asegura Roberto Servitje, presidente de la empresa que produce y comercializa frutas y verduras. 

El año pasado Altex anunció una inversión de 700 millones de dólares (mdd) en México para el periodo 2016-2017. El propósito consiste en aumentar su invernadero en dos hectáreas y construir otra planta de alrededor de cinco hectáreas con tecnología HPP (procesamiento de alta presión), para pasteurizar alimentos sin calor. 

Publicidad

La alemana Siemens refiere que la demanda de alimentos en México crecerá entre 5% y 7% para los próximos tres años. 

Leer:  El agro mexicano al alcance de una ap p

Esta situación llevará a fabricantes a una completa automatización de operaciones. “Cuando automatizan, estas industrias demandan —entre otras cosas— sistemas físicos o inclusive sensores que tienen capacidad de monitorear volúmenes de productos”, explica Juan Manuel Kuri, vicepresidente y Country Manager de Siemens para Mesoamérica. 

El especialista comenta que la mayoría de las empresas invierte en esta tecnología para aumentar su capacidad hasta en segmentos tradicionales.

“El humano ya casi no toca los alimentos, aún en frituras y papitas o en plantas de café. Están muy automatizadas”, señala Arturo Molina, vicerrector de Investigación e Innovación del Tecnológico de Monterrey.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad