Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Frente a la automatización ¿cómo evitar el desempleo?

La capacitación y las nuevas profesiones son la opción para los futuros 'ejércitos de reserva'.
f�brica con robots y humanos
f�brica con robots y humanos - (Foto: Shutterstock)

Aunque de momento solo 5% de las actividades empresariales en el país pueden ser automatizadas de forma total, México va a enfrentar un abrupto proceso de sustitución de personal por robots si no se dan pasos firmes en el rediseño de políticas públicas educativas y laborales.

Leer:  El servicio de comida rápida se automatiza

Mientras en el mundo se han introducido acciones tecnológicas para aumentar la competitividad y productividad de las empresas, en México no se hizo nada en los últimos 30 años, comenta José Luis de la Cruz, director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

“Es importante plantear que México necesita desarrollar, antes que nada, un sistema educativo especializado en ingenierías, así como en bachillerato técnico y tecnológico. La revolución industrial generó en Inglaterra la necesidad de crear nuevas carreras. Ahora los nuevos servicios y procesos automatizados demandan el diseño de software, computadoras y servicios vinculados a la tecnología. Esto es lo que tenemos que ir preparando, con base en un sistema educativo para que el futuro no nos sorprenda en 15 años”, advierte en entrevista el consultor y académico.

Leer:  52% del empleo en México puede ser suplido por robots

Armando Guajardo, presidente de la Comisión de Asuntos Laborales de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hace ver que el país debe hacer un esfuerzo por caminar al ritmo del cambio tecnológico.

Publicidad

Hasta hace unos años el Internet solo sirvió para comunicar a las personas, pero “hoy el Internet comunica a las cosas con las personas”, algo que no se conocía hasta hace unos años, comenta el representante empresarial.

Lo primero es hacer conciencia

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) prevé que en el mundo desaparecerán más de 6 millones de puestos de trabajo en el 2020; y que en 2050, una proporción de 47% de los empleos tradicionales habrán muerto tal y como hoy se conocen.

Ante esta realidad impulsada por la Revolución Industrial 4.0 se suprimen puestos de trabajo, pero también se crean nuevos empleos que requieren nuevas habilidades y conocimientos conforme a los cambios que se presentan en los procesos productivos.

Leer:  Automatizar procesos en la manufactura desde otra perspectiva

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) propuso a sus miembros que, para conmemorar sus 100 años en 2019, deberán aportar ideas sobre cómo atender este desafío. 

“Debe hacerse una concientización clara del tema, un proceso en el que realmente los gobiernos y la sociedad reconozcan que el riesgo es inminente, que urge introducir cambios en los programas educativos sobre todo en temas de ciencia tecnología, matemáticas y robótica, que permitan a los jóvenes integrarse al mundo laboral y a los actuales conservar su empleo”, comenta Guajardo.

Leer:  Los Robots serán los beneficiados de Trump

Hoy día, 45% de los procesos productivos en el país ya se encuentran parcialmente automatizados. De momento no existe ningún proceso industrial automatizado 100%, sin embargo para allá camina la industria, refiere Jared Isaac Cortés, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de Manpower —empresa de recursos humanos—.

En Alemania, Adidas —productor de artículos deportivos— tiene una empresa conocida como ‘fábrica negra’, un establecimiento en total obscuridad, debido a que no contrata personas pues todos sus productos los fabrican robots, refiere en entrevista Isaac Cortés.

La fuerza laboral tiene esperanza

Por lo pronto, ningún robot puede aprender a trabajar por sí solo ni tampoco tiene una inteligencia emocional, pero en un futuro seguro la tendrá y la aprenderá gracias a las nuevas profesiones.

“Una proporción de 65% de las profesiones que va a tener la generación Z —que viene atrás de los millennias— todavía no existe en el mercado”, pero habrá que estar atento para detectar esas oportunidades y capacitar al personal, comenta el experto.

Leer:  Son los robots y no los mexicanos

Todas las revoluciones tecnológicas tienen algo increíble. Por ejemplo, los drones que pondrán a trabajar en Dubai este 2017 y que transportarán a personas, refiere Issac Cortés.

“Más que pensar en el desempleo, los trabajadores experimentados deben capacitarse en tecnología para vincular su experiencia con estos proyectos. Si el plan es que el autotransporte de carga se conduzca solo en las carretas, desde un sitio remoto alguien tendrá que operarlos. Y solo un chofer, que lo ha realizado, sabe qué hacer si un neumático se poncha o como mantener o disminuir la velocidad en pendientes y curvas cerradas”, advierte el especialista.

Leer:  Demanda de robots industriales crecerá 13%

En este sentido, México tendrá que pasar de ser un importador de máquinas y tecnología a ser un diseñador y productor de esos recursos, con el propósito de crear los robots y los procesos de automatización que respondan a las necesidades del mercado local, concluyen los especialistas. (Por Adriana Rivera)

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad