Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La brasileña BRF ocultó que vendía alimentos con salmonela

Presuntamente pagó sobornos a autoridades; el expresidente de la empresa fue detenido.
reses
reses - (Foto: AFP / Notimex)

La empresa BRF —una de las mayores empresas productoras de alimentos de Brasil y de América Latina— se encuentra bajo una investigación

policiaca por el presunto ocultamiento de la contaminación de productos alimenticios con salmonela, hecho por el que la policía de ese país realizó hoy una operación para arrestar a presuntos responsables.

Recomendamos:  Chile y Hong Kong no comprarán carne de Brasil

Publicidad

Uno de ellos es el expresidente del grupo BRF, Pedro de Andrade Faria, quien fue detenido este lunes, mientras las fuerzas de seguridad realizan decenas de otros arrestos, registros y decomiso de documentos.

BRF presuntamente pagó a laboratorios certificados para que alteraran los resultados de los análisis aplicados a varios de sus productos, los cuales pudieron estar contaminados con altos índices de bacterias de salmonela.

La Fiscalía brasileña dijo hoy que ejecutivos de BRF —que controla marcas como Sadia, Perdigao y Qualy— cometieron crímenes contra la salud pública y delitos por falsedad documental, situación que argumentó tendrá un impacto “inconmensurable” en la confianza de los productos brasileños alimenticios en el exterior.

Leer:  Brasil pide apertura de mercados para sus ventas de carne

La operación policial de este lunes constituye la tercera fase de una operación, que comenzó en marzo del año pasado y que se denominó en Brasil como Carne Fraca (“carne débil” en portugués). El propósito consiste en desmantelar una red de encubrimiento de deficiencias sanitarias en los productos cárnicos brasileños.

El fraude de BRF pudo realizarse entre los años 2012 y 2015, cuando laboratorios privados y certificados alteraron los resultados de los análisis, para que el Ministerio de Agricultura de Brasil no investigara supuestos problemas de contaminación de salmonela en dicho productos, que entre otras cosas hubieran impedido la exportación de los mismos.

Información preliminar de la policía de Brasil refiere que en total son tres unidades de BRF, distribuidas en tres estados, las presuntamente involucradas en el fraude.

Recomendamos:  Productores de carne ven crisis de Brasil como oportunidad

La acción policial de 2017 reveló que BRF y JBS —otro gigante cárnico brasileño— pagaron sobornos a inspectores del propio Ministerio de Agricultura para que carne en mal estado pasara los controles de sanidad.

Este nuevo escándalo supone un golpe para Brasil, que exporta carne a 150 países y que está cerca de concluir, en el contexto del Mercosur, un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea para aumentar sus cuotas de exportaciones cárnicas al viejo continente.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad