Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Criptomonedas para financiar proyectos agrícolas

Agrocoin aspira a ser un vehículo de inversión para detonar al campo.
hidroponia
hidroponia - (Foto: iStock)

Los emprendimientos agrícolas de todo el país tendrán próximamente en las criptomonedas una herramienta más para hacer de sus proyectos una realidad.

El nuevo aliado de los proyectos agrícolas es Incuba, una iniciativa que pretende ser una plataforma de fondeo colectivo a partir del agrocoin —la primer moneda digital ligada a activos del campo—. Un negocio que ya hace uso de este instrumento es la empresa  mexicana Amar Hidroponia, que produce chile habanero hidropónico y que tiene operaciones en Leona Vicario, Quintana Roo.

Leer:  La unión de Bayer y Monsanto traerá soluciones tecnológicas para el agro

Rodrigo Domenzain, presidente de Amar Hidroponia y también de Agrocoin, explica que al comprar esta “moneda digital” una persona adquiere una unidad mínima de tierra cultivable —por ejemplo, un metro cuadrado de chile habanero hidropónico o de cualquier otro producto del campo—. El rendimiento de la criptomoneda estará ligado a la producción de la tierra. 

El objetivo del agrocoin consiste en detonar la inversión en bloque para estos emprendimientos, explicó en entrevista el empresario a unos días de la presentación oficial de Incuba que será el próximo 17 de abril.

De momento “tenemos en la mira tres agronegocios en trámites y firma de contratos”, compartió Domenzain sin aportar detalles por razones de confidencialidad. 

Publicidad

Leer:  Mal negocio para Pemex la compra de Agro Nitrogenados y Fertinal

En el anuncio oficial, la empresa Agrocoin abrirá una convocatoria a nivel nacional dirigida a proyectos de agronegocios.

Lo hará sin ayuda de una aceleradora de negocios o la intermediación de una autoridad como la Secretaría de Agricultura, pero con apoyo de un equipo de profesionales, como maXsaldo, una empresa especializada en comercio electrónico que permitió crear la red de puntos de venta para el agrocoin inicial.

“No vamos por una parcela, vamos por ranchos”

De acuerdo con el plan, este mes de abril se publicará la convocatoria abierta a todo el país y, antes del segundo semestre, la empresa anunciará cuáles serán los proyectos a fondear. 

Sobre las propuestas elegibles, Domenzain refiere que tendrán que ser proyectos escalables, con buenas prácticas agrícolas y que aseguren un impacto social con la generación de empleos. 

Leer:  Engenium Capital ofrecerá 11 mil mdp para financiamiento empresarial

“Hay proyectos —por ejemplo de limón o mango, en Chiapas— que lo único que requieren para ser escalables son los contactos y la difusión y, gracias al agrocoin, cualquier proyecto puede ser una oportunidad de negocio”, dijo el empresario.

“El hecho de que podamos invertir en un proyecto cambia todo por completo. Eso es lo que estamos abiertos a escuchar. No vamos a ir por una parcela, vamos por ranchos y a detonarlos a través del agrocoin”, añade Domenzain.

Los recursos provendrán de una serie adicional que seguirá a la primera emisión de agrocoins, aún disponible a inversionistas en el proyecto de Amar Hidroponía.

El camino del agrocoin comenzó en agosto de 2017 y un mes después empezaron las primeras pruebas de la plataforma. Sin embargo, fue partir de este año, cuando este instrumento tomó mayor impulso hasta evolucionar en una nueva empresa: Agrocoin SAPI (Sociedad Anónima Promotora de Inversión).

Leer:  Invernaderos Hortigen ampliará en Querétaro su capacidad de producción

Esta modalidad jurídica fue lo que le permitió a la empresa de Domenzain allanar el camino para invertir en otros proyectos productivos, a partir de la participación de pequeños inversionistas.

“No es un IPO ni un crowfounding, si no una nueva forma de aplicar la cadena de bloques (blockchain)… y lo que era un proyecto para captar inversionistas pequeños evolucionó a un modelo de negocio que permite invertir en otros agronegocios”, explicó el empresario. 

Modelo aplicable a otros productos

Si retomamos el caso del chile habanero hidrológico, el público se dará cuenta que un agrocoin representa una inversión de 500 pesos y que está anclado a un metro cuadrado de la producción. 

Para invertir, los interesados deben cubrir requisitos básicos de cualquier transacción similar, lo que incluye copia de identificación, comprobante de domicilio, cuenta bancaria, registro ante la Secretaría de Hacienda y una carta que indique a quién se le cederán los derechos en caso de fallecimiento. Todo esto además de la transferencia bancaria correspondiente. 

Recomendamos:  Fibra Aqua planea su debut en Bolsa para este año

La primer serie de la producción de chile habanero hidropónico es de 1 millón de agrocoins, equivalente a 100 hectáreas y un fondo de 500 millones de pesos. Hasta marzo pasado se habían levantado inversiones por 25 millones de pesos (mdp), 25% del monto global.

“Tenemos que replicar el proyecto en otros lugares y otros proyectos, no necesariamente de hortalizas”, concluyó Domenzain.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad