Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Desarrollan estudio genómico de eucalipto para producir biocombustible

Para que un biocombustible sea funcional en aviones se requiere de una densidad de energía mayor que los productos derivados del maíz como el bioetanol.
Hojas de eucalipto
El cultivo de eucalipto en zonas desérticas ayudará a producir combustibles biológicos

Un estudio genómico en 480 plantas de eucalipto mallee azul, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Recursos Forestales y Ciencias Ambientales de la Universidad Tecnológica de Michigan, posee compuestos que pueden ser empleados en la producción de combustibles enfocados a la industria de la aviación.

Para que un biocombustible sea funcional en aviones se requiere de una densidad de energía mayor que los productos derivados del maíz como el bioetanol o los que provienen de aceites vegetales y soya como el biodiesel.

En ese caso, el ambiente se vería beneficiado dado que se dejarían de emitir 3.25 toneladas métricas de dióxido de carbono por cada tonelada de combustible usado por las aeronaves.

Publicidad

El trabajo coordinado por el profesor Carsten Külheim, se concentra en los terpenos producidos por ciertas plantas, entre las que se ubica el eucalipto, como la variedad nativa de Australia, y algunos insectos capaces de producir olor, ya que esas sustancias son las que dan aporte energético al biocombustible que puede obtenerse de ellas.

De acuerdo con la institución, el eucalipto es una planta que se distingue por crecer rápido y por necesitar de poca agua para desarrollarse.

Leer más: ¿Cómo disminuir la huella de CO2 por viajar en avión?

De modo que el cultivo del mismo en zonas desérticas ayudará a la producción de combustibles biológicos sin que se invadan tierras de cultivo o se tengan que deforestar nuevos territorios para siembra.

Külheim identificó los genes que producen los componentes del aceite de eucalipto que se pueden usar para combustible, y busca proporcionar a los agricultores información sobre dichos marcadores para seleccionar árboles en una etapa más temprana de su crecimiento con la finalidad de lograr una mayor producción de terpeno.

De resultar viable la domesticación del mallee azul y la fabricación de biocombustible, se revertiría la tendencia de acumulación de gases de efecto invernadero en un 11 por ciento, ya que de continuar como hasta ahora la contaminación generada por los aviones entre 2016 y 2050 será de 43 gigatones de CO2.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad