Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los robots pierden potencia

El menor ánimo de los inversionistas en un entorno complicado afecta al mercado de robots para la industria. ¿Qué le espera a este segmento de la 14.0?
Robots
El último análisis de la IFR estima un nulo crecimiento anual.

Los robots industriales y la automatización son parte de los ejes estratégicos en la producción y la calidad, pero, como la mayoría de las industrias, ha resentido los vaivenes económicos del año, derivados principalmente de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

A principios de 2019, Mobile Industrial Robots (MiR) –que desarrolla y comercializa robots móviles autónomos y colaborativos– auguraba un crecimiento en ventas mayor. “A partir del segundo cuatrimestre sí vimos una disminución de la demanda, al menos desde la expectativa que se tenía para la región (...). Y aunque tenemos un buen crecimiento (las cifras son de doble dígito), creo que fácilmente podríamos haber duplicado los resultados que hoy tenemos”, explica Omar Aquino Bolaños, director de ventas para Latinoamérica de Mobile Industrial Robots (MiR).

El último análisis de la Federación Internacional de Robots (IFR por sus siglas en inglés) –divulgado en septiembre–, estima un nulo crecimiento anual. Prevé que en 2019 se instalarán 421,000 unidades robóticas en la industria mundial, cifra menor a las 422,000 unidades de 2018. La firma de electrificación y automatización, ABB, también resintió el efecto. En los resultados del tercer trimestre informó que, debido al impacto económico en su sector de robots y automatización, tuvo que revaluar su proyecto de automatización industrial, lo que significó pérdidas de 1% en sus ingresos.

Publicidad

La guerra comercial es quizá la situación económica más compleja a nivel mundial, que ha afectado la compra de robots, pues los clientes prefieren posponer las inversiones en esta aérea, señala IFR. A ésta se suman los problemas de fluctuación de las monedas y las posibilidades latentes de una recesión global. Esta volatilidad no va a cambiar, dice Argenis Bauza, socio de Transformación Digital de KPMG. La situación al interior de cada país también influye y en México existe una incertidumbre acerca del proyecto de nación del actual gobierno. “Las formas en que se han establecido las reglas, todavía no hay una claridad dentro de la política del nuevo gobierno, y por eso es que algunas empresas están a la expectativa, no saben si es prudente invertir o esperar a ver qué va a hacer el gobierno. En eso radica principalmente esta desaceleración”, señala Aquino, de MiR.

Te puede interesar: Los cobots autónomos móviles pueden ser el futuro para tu industria

¿Panorama positivo?

Si bien 2019 no fue un buen año para los robots industriales, la IFR estima que en los próximos tres años el crecimiento llegará a 12%. Para Bauza, de KPMG, la cifra es alentadora, incluso para México, que es un consumidor importante
de robótica. El reto ahora será diversificar las industrias y atender otros sectores –además del automotriz, el electrónico y el aeroespacial–, como alimentos y bebidas, farma, cosmética, logística, comercio electrónico, bienes y consumo, que es la que tiene mayor proyección de crecimiento para los siguientes años. El especialista señala que los fabricantes de robots tendrán que ponerse creativos para ofrecer innovación a su mercado y crear robots más especializados a los diferentes sectores que atienden, así como conocer los niveles de automatización que busca cada país.

El contenido completo lo encuentras en la edición impresa 286, correspondiente a diciembre 2019 y enero 2020.

Manufactura - Diciembre 2019

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad