Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En los autos todo es “tuneable”

Los favoritos en la personalización son los tubos de escape, suspensiones y equipos de audio
Llantas
Llantas - (Foto: AP)

Modificar un automóvil para que sea más llamativo, tenga un toque personal o un mejor rendimiento son algunas de las causas que impulsan el mercado del “tuneo”.

De acuerdo con información que la tienda en línea eBay compartió para Manufactura, cualquier parte de un auto es susceptible de modificarse al estilo “tuning”. De acuerdo con su oferta, los elementos más populares y básicos son: los tubos de escape, suspensiones, llantas, componentes que mejoran la potencia, el volante y equipos de audio.

En tubos de escape se prefieren los de acero inoxidable y cromados, que también son más ruidosos, los cuales se complementan con los catalizadores deportivos metálicos.

Publicidad

El “look” deportivo

El cambio de la suspensión es otro elemento clave del “tuning” para darle un toque más deportivo.

Un cambio mínimo, describe eBay, son los rines de acero o aluminio y llantas más anchas, deportivas o con dibujos más llamativos.

En los interiores, los elementos básicos son: el cambio del volante por modelos más pequeños y deportivos, y los pomos de la palanca de velocidades con colores metálicos.

Otro accesorio clave son los equipos de audio por sistemas de mayor potencia y que compitan con el ruido del motor con amplificadores o procesadores multicanales; pantallas planas y manos libres para teléfonos móviles.

En la parte de potencia, el punto de arranque es la optimación del motor con la integración de turbocompensadores, cambio de sistemas de refrigeración más potentes, filtros de aire y del propio motor.

Con el sintonizador también se puede modificar la unidad de control del motor para obtener más poder.

Sin olvidar el sistema de impulsión de oxido nitroso, compuesto por una parte de oxígeno y dos de nitrógeno, que al aplicarlo en el motor durante la combustión, a una temperatura de 300º centígrados,  separa el oxígeno, que demanda más combustible, aumentando la potencia del motor.

Mientras que el nitrógeno funciona como amortiguador en los cilindros, controlando la combustión y bajando la temperatura entre 15º y 25º centígrados.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad