Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estos pasos convertirán al auto eléctrico en el rey de la industria

Para que los vehículos eléctricos dominen el mercado automotriz por sobre los modelos de gasolina son necesarias mejoras en el rango y la velocidad de carga.
Auto eléctrico
Tomado de Flickr/ Federico Davoine

En estos días, cuando una de las grandes automotrices anuncia un automóvil eléctrico, recibe mucha prensa. Eso es porque los autos eléctricos son geniales, especiales y futuristas. Sin embargo, algún día los autos eléctricos serán solo autos.

Pero ¿cuándo sucederá eso? ¿Cuándo los autos eléctricos ya no serán un elemento novedoso para usuarios piloto? ¿Cuándo estarán dispuestos los clientes a considerarlos, independientemente de los incentivos del gobierno, tal como lo harían hoy en día con un automóvil impulsado por gasolina?

Puede que ya estemos más cerca de lo que piensas. Los analistas de Bloomberg New Energy Finance han pronosticado que, dentro de 20 años, más de la mitad de los autos nuevos vendidos serán eléctricos.

“Vemos una posibilidad real de que las ventas globales de automóviles de pasajeros convencionales ya hayan superado su pico”, dijo Colin McKerracher, director de transporte avanzado de BNEF.

Pero, para que los autos eléctricos realmente estén al parejo de los autos a gasolina, primero deben suceder algunas cosas, y no sucederán en todas partes a la vez.

Recorrer la distancia

Publicidad

Primero, los autos eléctricos necesitarán llegar más lejos con una sola carga y tendrán que cargarse más rápido.

Seth Goldstein, un investigador de la industria de vehículos eléctricos de Morningstar, predice que, dentro de 10 años, los autos eléctricos tendrán un promedio de alrededor de 300 millas (480 kilómetros) con una carga, lo que debería ser suficiente para la comodidad de la mayoría de las personas. Actualmente, los autos eléctricos tienen un promedio de aproximadamente 200 millas (320 kilómetros) con una carga, dijo.

Debido a que incluso 320 kilómetros ya exceden la cantidad que la mayoría de la gente maneja en un día, la diferencia es mayormente psicológica. La gente está acostumbrada a obtener mucho más de 320 kilómetros de un tanque de gasolina.

Llegarán autos de mayor alcance, gracias a las mejoras en varias áreas. Las baterías mejoradas pueden almacenar más energía. Mientras tanto, las mejoras en la fabricación están reduciendo los precios de las baterías, lo que permite a los fabricantes de automóviles instalar más celdas de baterías sin aumentar demasiado los precios.

Actualmente, las baterías de los automóviles eléctricos cuestan alrededor de 176 dólares por kilovatio hora (kWh), pero esa cifra bajará a solo 87 dólares por kWh para 2025, según analistas de Bloomberg New Energy Finance. (El kilovatio-hora o kWh es una medida de cuánta energía puede almacenar una batería. Por ejemplo, el Chevrolet Bolt EV tiene una batería de 60 kWh, mientras que el Tesla Model S, mucho más grande, puede tener una batería de 100 kW).

Los automóviles eléctricos también están llegando más lejos gracias a las mejoras en la eficiencia energética de los propios automóviles. Contribuyen a ello motores eléctricos más eficientes y neumáticos aún más eficientes. El nuevo Tesla Model S Long Range, por ejemplo, depende de mejoras de eficiencia en sus motores eléctricos, neumáticos y ruedas que ayudan a reducir la resistencia al viento y al rodar, no de la capacidad adicional de la batería, para recorrer 370 millas (595 kilómetros) con una carga.

Una mentalidad diferente

Los compradores de automóviles también tendrán que pensar de manera diferente sobre cómo “impulsar” su automóvil. Al comprar un automóvil de gasolina, nadie pregunta: “¿Dónde voy a llenar el tanque?”. Las gasolineras están prácticamente en todas partes y toma solo unos minutos llenarlo. Con los autos eléctricos es diferente. Cargar la batería no es algo para lo que la gente generalmente se detenga para realizar como una tarea en sí misma.

Incluso si los fabricantes de vehículos eléctricos pueden acortar el tiempo que toma cargar una batería, por lo general no será una parada rápida. Lo ideal es que los cargadores sean colocados donde el auto pueda estacionarse durante un periodo prolongado, como en el garaje, en la oficina o en centros comerciales o moteles.

Pero la gente no comprará autos eléctricos a menos que sienta que puede hacer un viaje largo a través del país sin preocupaciones. Ahí es donde entran los cargadores en las paradas de descanso en las autopistas. Actualmente hay varias compañías y grupos de la industria que trabajan en la construcción de redes de cargadores rápidos.

“Es fundamental que los cargadores de autopistas se coloquen a distancias adecuadas para que no se construyan en exceso”, dijo Pasquale Romano, presidente ejecutivo de ChargePoint, que opera una red de cargadores de automóviles eléctricos en todo Estados Unidos. “Y hay que construir eso un poco en anticipación de la demanda del consumidor porque, ópticamente, necesitan ver eso para poder superar mentalmente el obstáculo”.

General Motors y la compañía de construcción Bechtel anunciaron recientemente una alianza para construir una red de cargadores rápidos. Los datos de los conductores de los automóviles GM, tanto eléctricos como de gasolina, que serán recopilados voluntariamente a través del sistema OnStar de GM, ayudarán a determinar dónde se construirán los cargadores, dijo Mike Ableson, vicepresidente de infraestructura y carga de EV.

Leer más: Toyota desarrollará autos eléctricos con BYD

Electrify America, una empresa de redes de carga financiada por Volkswagen como parte de su acuerdo por el escándalo de emisiones de diésel, también está construyendo rápidamente una red de carga y tiene acuerdos para permitir que su red funcione sin problemas con otras. Tesla, por su cuenta, también tiene una gran red de sus Superchargers en todo el mundo que la compañía frecuentemente señala como una importante ventaja de venta para sus autos y SUV.

Y los cargadores son cada vez más rápidos. La empresa industrial suiza, ABB, afirma que sus cargadores podrán llenar la batería de un automóvil hasta el 80% en menos de 10 minutos. Sin embargo, esto también depende de que los autos puedan aceptar una carga tan rápida. Los autos en sí mismos variarán en la rapidez con que pueden ser cargados. Las velocidades de carga ya se están convirtiendo en un punto de venta para las automotrices.

Más opciones, mejores precios

Aparte de eso, simplemente debe haber más vehículos eléctricos para que los consumidores tengan opciones para elegir.

En el negocio automotriz siempre hay una interacción complicada entre lo que los clientes quieren y lo que está disponible. Por ejemplo, los SUV crossover son muy populares entre los compradores de automóviles en estos días. Eso se debe en parte a que hay muchos modelos de crossover por ahí. Eso no era así hace unos años. El resultado es un gran aumento en las ventas de vehículos crossover, tanto porque los clientes los quieren como porque los lotes de los distribuidores están tapizados de ellos.

En este momento, alguien que quiera comprar un automóvil eléctrico tiene muy pocas opciones. Pero a medida que más competidores ingresen al mercado, las ventas de vehículos eléctricos aumentarán naturalmente, debido a que los clientes tienen más probabilidades de encontrar un automóvil eléctrico que se ajuste a sus necesidades y gustos básicos.

También serán menos costosos. Eso ya está sucediendo a medida que los costos de la batería, la parte más cara de un automóvil eléctrico, comienzan a disminuir. Cuando se introdujo el Nissan Leaf, con un precio de 35,000 dólares, en 2010, tenía un rango calificado por la EPA de solo 73 millas (117 kilómetros) con una carga. En 2019, una nueva versión base del Leaf tenía un alcance de 150 millas (240 kilómetros) y un precio inicial que era de 6,000 dólares menos. (También está disponible una versión más cara que rinde 226 millas o 363 kilómetros con una carga).

Sin embargo, hasta hace poco los automóviles eléctricos no han mantenido su valor de reventa de la misma manera que los autos que funcionan con gasolina.

Eso está empezando a cambiar, dijo Eric Ibara, un analista de valor de reventa de Kelley Blue Book. El factor clave parece ser el rango. Los vehículos eléctricos con mayor rango de conducción mantienen mejor su valor, dijo. El Chevrolet Bolt EV, por ejemplo, conserva su valor casi también como los autos Chevrolet de gasolina comparables.

Juergen Stackmann, el ejecutivo a cargo de las ventas de la alemana Volkswagen, no ve el valor de reventa como un problema. Volkswagen Group, la empresa matriz de VW que incluye a Audi y Porsche, se encuentra entre las automotrices más agresivas en lo que respecta a planes para automóviles eléctricos. Los autos eléctricos cuestan mucho menos en servicio y “combustible” que los autos a gasolina o diésel, dijo Stackmann, así que la mayoría de los clientes saldrán ganando en pocos años, incluso si el valor de reventa no es tan bueno.

El desafío será conseguir que los clientes vean eso. Los compradores corporativos de flotillas lo entienden fácilmente, dijo, porque tienden a considerar sus autos y camiones como inversiones comerciales.

“Los clientes privados, usualmente miran el precio el día de la compra, y luego se olvidan del resto”, dijo Stackmann.

El tiempo se acerca rápidamente, dijo Goldstein, en el que los autos eléctricos serán una buena opción para los consumidores, incluso sin ningún tipo de incentivo de compra adicional.

Tesla ya nos está proporcionando un caso de prueba, debido a que los incentivos fiscales para sus autos en Estados Unidos ya han comenzado a ser eliminados gradualmente ahora que la automotriz ha superado el número máximo de ventas permitido según la norma.

“Si quitas la infraestructura de carga y quitas los incentivos, y solo observas cuándo [los vehículos eléctricos] serán tan buenos como [un automóvil con combustión interna], eso sucederá en unos 10 años”, dijo.

Y cuando eso suceda, los autos eléctricos dejarán de ser una novedad y verdaderamente comenzarán a tomar el control.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad