Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estos siete autos serán muy famosos en el futuro

Además de una movilidad eléctrica y autónoma, las automotrices han ideado propuestas con inteligencia artificial y de gran estilización.
Toyota del futuro
Los vehículos de las siguientes generaciones estarán acompañados por sistemas de inteligencia artificial que asistirán al conductor. / Foto por Toyota

El futuro de la movilidad promete ser cada vez más eléctrico y autónomo. Un estudio de KPMG considera que en 2030 habrá tres fuerzas disruptoras para 2030: vehículos eléctricos y trenes motrices alternativos, vehículos autónomos e interconectados y servicios de movilidad on-demand.

La consultora Arthur D Little estima que la demanda de servicios de movilidad se duplique para 2050 en áreas urbanas y, con consumidores cada vez más hiperconectados, prevé un transporte más personalizado y en el que los pasajeros tendrán un mayor control.

Con una regulación y precios en un rango adecuado, los vehículos tienen el potencial de reducir significativamente los embotellamientos, la contaminación y el consumo de energía, impulsados principalmente por autos cada vez más inteligentes, que ‘aprendan’ de los datos que recolectan.

Publicidad

Estos son algunos de los vehículos que podrían hacer de esta tendencia una realidad.

Centoventi Concept, de Fiat Chrysler

Este vehículo eléctrico, que fue presentado en el Geneva International Motor Show de este año, busca ser para Fiat Chrysler lo que su modelo Fiat 500 fue en la década de los 50: una opción de movilidad asequible para los usuarios.

Las baterías de este vehículo serán reemplazables y tendrán una autonomía de hasta 100 kilómetros. Es posible comprar o arrendar hasta tres baterías más y colocar una debajo del asiento. Lo que llama la atención de este vehículo es que la parte trasera, al ser interactiva, también se puede utilizar como una valla publicitaria personal, “lo que lo convierte en el primer automóvil que puede ganar dinero cuando está estacionado”, indica la compañía.

Centoventi
Cortesía

Holden Time Attack Concept, de GM

El diseño de este vehículo, que parece totalmente sacado de una película futurista, se desarrolló de forma totalmente virtual, utilizando tecnología de simulación. Richard Ferlazzo, director de diseño de GM Holden –filial australiana del gigante estadounidense–, señala que esta técnica permite ofrecer mejores diseños y con animaciones convincentes en un menor tiempo.

Este concepto es propulsado por energía híbrida, con un tiempo de recarga de 90 segundos, un cuerpo de fibra de carbono y kevlar (un fibra de alta resistencia). Incluso incluye un casco de realidad virtual para asistencia del conductor.

Holden
Cortesía

ROOMZZ1, de Volkswagen

Presentado como un SUV todo terreno de cero emisiones en la feria Auto Shangai este año, este vehículo de concepto autónomo podría ser la próxima sala familiar o de juntas.

Cuando cambia al modo de conducción automático, los asientos individuales pueden girarse 25 grados hacia el interior “para permitir una atmósfera más comunicativa, similar al de una sala lounge a bordo”, presume la compañía. Además, promete un tablero totalmente en cristal, así como un volante digitalizado.

ROOMZZ1
Cortesía

Leer más: Adiós a un clásico: VW despide al Beetle en Puebla

Concept-i, de Toyota

“¿Cómo serán nuestros autos y cómo funcionarán? ¿Los vamos a conducir o ellos nos conducirán?”, se pregunta Toyota cuando habla de sus autos concepto. El Concept-i, también conocido como Yui, busca ser la respuesta.

La compañía asiática presume a este modelo como un vehículo inteligente, en el que Yui, un sistema de inteligencia artificial, acompañará y aprenderá del conductor, anticipando sus necesidades y volviéndose en un copiloto virtual. “Gracias a la inteligencia artificial podemos pronosticar un futuro en la industria automotriz en donde la conexión con nuestros autos es una realidad. La relación entre el auto y su conductor se mejorará gracias a Yui”, considera la firma.

Concept-i Toyota
Cortesía

i Vision Dynamics, de BMW

La automotriz alemana busca que este modelo sea un vehículo pionero en movilidad eléctrica, que abra el paso hacia un futuro autónomo.

Con cuatro puertas, uniones apenas visibles, una autonomía de 600 kilómetros y un cristal que se abre de punta a punta, permitirá que los pasajeros puedan disfrutar de un paseo de manera más independiente. Además, la icónica parrilla frontal de la marca se reduce en tamaño, pero promete ser una superficie inteligente que resguarde los sensores del vehículo.

i Vision Dynamics, de BMW
Cortesía

Concept EQA, de Mercedes-Benz

Con dos motores eléctricos que alimentarán a las cuatro ruedas de este compacto con hasta 200 kw y un rango de autonomía de 400 kilómetros, este vehículo promete velocidad en todo momento.

Capaz de cargarse para recorrer 100 kilómetros en menos de 10 minutos, este vehículo representa la visión de la automotriz alemana de un sistema de centros de carga rápidos y de pagos veloces. Además, cuenta con un sistema de iluminación de fibra láser, lo que además asegura un iluminado homogéneo en la carretera, promete la compañía.

Concept EQA, de Mercedes-Benz
Cortesía

Nissan IDS

Presentado en Tokio en 2015, este vehículo de conducción autónoma y con cero emisiones encarna –según la propia automotriz nipona– la visión que Nissan tiene sobre el futuro de los vehículos eléctricos.

“El Concepto Nissan IDS augura una visión muy diferente del mañana. Incluso cuando el conductor selecciona el modo de Conducción Piloteada y cede la experiencia de manejo al coche, el comportamiento de este (tanto al acelerar, como al frenar o tomar las curvas) imita el estilo y las preferencias del propio conductor”, señala la automotriz.

Nissan IDS
Cortesía

*Tomado de Expansión

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad