Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hacia una industria automotriz resiliente

EDITORIAL. A la industria automotriz del país le queda poco tiempo para desarrollar los encadenamientos productivos que requerirá la nueva generación de vehículos
Vehículo de nueva generación desarrollado por Canoo
La nueva generación de vehículos requerirá una serie de componentes aún no desarrollados en la industria automotriz del país

La evolución de la industria manufacturera automotriz en México ha conservado una tendencia de crecimiento desde hace casi 40 años. Desde la instalación de las primeras plantas de Ford, Nissan o GM, las armadoras han aumentado su importancia y su influencia para ser tractor de algunas otras industrias, así como para atraer mayores inversiones al país.

Especialmente en los últimos años México ha sumado gran valor a la fabricación mundial de automóviles, no sólo en términos económicos sino en aportación de innovaciones a la industria. Pero nada dura para siempre.

La desaceleración en el crecimiento global (especialmente en Estados Unidos que caerá 3%) acompañado de un cambio de tendencia en el uso de tecnologías en los motores y componentes para migrar de los motores de combustión interna hacia los eléctricos y autónomos no auguran un buen futuro inmediato a los fabricantes nacionales de insumos para autos, camiones y sus refacciones.

Publicidad

De acuerdo con la consultora Internacional IHS la producción local se estancará entre 3.7 y 3.8 millones de vehículos entre 2020 y 2024. Y si la industria hace lo necesario para desarrollar infraestructura y planta productiva con la capacidad para adaptarse a las nuevas directrices de las armadoras globales, quizá se pueda reactivar el crecimiento de 2024 a 2026.

Hoy el gran tema es: ¿qué tanto hemos logrado como país y planta productiva para estar en la vanguardia en investigación y desarrollo o en producción de nuevos insumos para esta nueva generación de vehículos? La respuesta es simple: no lo suficiente.

Te puede interesar: Vehículos SUV: lo más fabricado en México

Manufactura, en conjunto con el Tecnológico de Monterrey y el Clúster Automotriz de Nuevo León realizamos una encuesta entre más de un centenar de líderes de la industria sobre el nivel del país y las perspectivas de desarrollo de la autmovilidad eléctrica y autónoma en el país.

Logramos conformar un gran volumen de información del que sólo presentamos una pequeña parte en esta edición y que pondremos a disposición de nuestros lectores en los siguientes dos meses a través de diversas plataformas.

En resumen: Aunque algunos vehículos eléctricos ya empiezan o empezarán a producirse en le país, no se cuenta con toda la masa crítica de proveedores y nuevos desarrollos de baterías, materiales ligeros, nuevos tipos de aleaciones para carrocerías, sensores electrónicos o conductores o softwares que emitan información del desempeño de los vehículos y otros cientos de componentes que requerirá la nueva era automotriz.

Diseño interior del vehículo desarrollado por Canoo, en Estados Unidos.
Diseño interior del vehículo desarrollado por Canoo, en Estados Unidos.

Tampoco existe legislación ni normatividad e incluso entendimiento de los nuevos modelos de negocio (car sharing, por ejemplo) para responder a las necesidades de esta nueva era que cada vez es más patente.

Te puede interesar: Nissan se prepara para la nueva generación de vehículos

Las tareas que nos quedan por delante son titánicas, no sólo por el grado de sofisticación logística, tecnológica y de preparación de capital humano para atenderla, sino porque la venta de tiempo es demasiado corta: tenemos que lograr en menos de cuatro años, lo que hemos avanzado en los pasados 40.

Si esto no es un signo de alarma para la industria, quizá sí lo sea el hecho de nada augura que las ventas internas y externas sean favorables en ese tiempo, por lo que habrá que reinventarse bajo condiciones extremas.

El final de una era ya está escrito, tendremos que fabricar un nuevo futuro para la industria automotriz con una mentalidad resiliente, innovadora y que dé sentido a lo que se ha logrado hasta hoy, ¿seremos capaces de hacerlo?

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad