Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué han subido las tarifas eléctricas industriales?

Los especialistas proponen volver al cálculo anterior o bien mejorar el método vigente.
transformador
transformador - (Foto: iStock)

La nueva fórmula de cálculo de las tarifas eléctricas para usos industrial y comercial han aumentado las facturas en más de 50% en los últimos cinco meses para el empresariado mexicano, quien advierte de riesgos macroeconómicos y del traspaso de ineficiencias operativas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, detrás del alza en los precios de la electricidad se encuentra el costo de su generación, el cual está ligado al aumento del precio del combustóleo, interrupciones en el suministro de gas natural y la caída en la generación hidroeléctrica.

Leer:  Empresarios exigen tarifas eléctricas justas y estables a lo largo del año

Publicidad

Estos factores se conjugan con las ineficiencias del sistema a falta de inversión y altos costos con que opera la CFE, coincidieron expertos del sector.

La reforma energética incluyó una serie de cambios legales encaminados a reconocer los costos reales de la generación eléctrica del país, con el propósito de evitar que la CFE absorba las pérdidas por cobrar menos por la electricidad.

Así se compone la nueva fórmula

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) creó una nueva fórmula que permitiera calcular mejor el costo de la electricidad conforme a las condiciones de generación y distribución por zonas.

El resultado es una tarifa final con un componente fijo, que incluye gastos de mantenimiento y ampliación de red de transmisión entre otros, y un elemento variable que depende del costo de generación. En este último es donde se han visto los altibajos a lo largo del año.

Recomendamos:  La capacidad nacional de energía solar aumentará 40% este año

Lo anterior, debido a que la CRE ha subestimado los costos de generación y al periodo siguiente ha tenido que hacer ajustes paulatinos al alza para compensar dicho déficit, lo que se ha traducido en mayores tarifas para la industria.

“El nuevo método conceptualmente estuvo bien, pero al llevarlo a la práctica hubo muchos problemas en cuanto a la disparidad de tarifas por zonas”, menciona Ignacio Sánchez, director de la consultora Fresh Energy.

Subestiman costos de generación

La CFE estimó gastar 344,000 millones de pesos (mdp) en generar electricidad para el consumo de 43 millones de usuarios en el país (lo que incluye hogares, servicios e industria), pero el regulador redujo hasta 293,700 mdp este monto con el propósito de “apretar las tuercas” de la compañía eléctrica, para que opere con mayor eficiencia.

En el primer trimestre de 2018, los menores costos hicieron bajar las tarifas eléctricas. No obstante, la CFE reportaba mayores gastos cada mes, así que la CRE decidió revisar de nuevo sus cálculos, pues cada vez había un mayor déficit.

Leer:  La condonación a los morosos de CFE es un asunto de “justicia social”

“Estamos partiendo de costos de generación bajos que se tendrán que recuperar en el segundo semestre del año”, comenta Jesús Berumen, director general de Análisis Económico de la Unidad de Electricidad de la CRE, en una videoconferencia la semana pasada en referencia al alza que de las tarifas en los últimos meses.

El incremento del costo de la generación se debe en buena parte a los incrementos de precios de los insumos como el del gas natural y del combustóleo, así como a los atascos en la red de transmisión y a los problemas en el suministro de gas natural y generación hidroeléctrica.

Los costos de la generación de combustibles se han incrementado 32% promedio anual a lo largo del año, según datos de la CRE.

Recomendamos:  La venta total de electricidad ya es una realidad en México

“Al final debemos entender que si los insumos para generar electricidad suben, también tiene que subir el costo de la luz (…) No hay mucho margen para cambiar esto en el corto plazo”, explica Alfredo Álvarez, socio líder de la práctica de Energía de la consultora EY.

A esto se suma una generación ineficiente, lo que se refleja en el número de congestiones en horas pico del sistema, que en lo que va del año se incrementaron en 89%. La situación se ha exacerbado, debido a la menor cantidad de gas natural disponible y la menor cantidad de generación en las hidroeléctricas.

“Claro que nos gustaría que hubiera generación más eficiente, pero cuando tienes épocas de alto consumo, como en verano, pues las tarifas suben mucho porque tienes que meter plantas ineficientes para cubrir esos huecos”, dice Álvarez.

Riesgos para la economía

Los empresarios también acusan que en todo este proceso se les han cargado las ineficiencias de la CFE como los robos de electricidad o las cuentas que no puede cobrar, lo que encarece su factura, dice José Luis De la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

“Esto se generaliza, y la economía corre el riesgo de que se genere una mayor desaceleración económica a la que se está observando”, agregó el experto.

Leer:  Los pequeños productores de electricidad ya no tienen obstáculos

Los costos de este tipo de situaciones se reflejan en la parte fija de la tarifa, por lo que su impacto comenzó desde principios del año. Aunque forman parte de las ineficiencias del mercado, no se comparan con los costos de la falta de inversión en infraestructura de generación y transmisión más eficiente, dice Alfredo Álvarez.

Propuestas de solución

Ante la falta de certidumbre, De la Cruz consideró que “sería pertinente regresar al método previo, para evitar un daño en lo que se encuentran alternativas viables para todos”.

Sin embargo, volver a la fórmula anterior sería retornar al esquema de precios que permitió la incubación de las ineficiencias actuales, por lo que es preferible enfocarse en mejorar la fórmula actual, considera Ignacio Sánchez.

Leer:  Las máquinas no comen ni se enferman, pero ¿qué tanto gastan electricidad?

Una revisión a este método puede ayudar a diluir el impacto de mejor manera en adelante y permitir que, en las zonas donde cuesta más llevar la electricidad, se empuje la búsqueda de soluciones como ahorro en consumo, generación propia o mudanza de operaciones.

¿Va a subir o bajar la luz?

Por ahora, cuando la CRE cubra el déficit generado por las fallas en la estimación de costos de generación, pueden comenzar a bajar las tarifas, aunque también dependerá del costo de insumos.

Leer:  México triplicará su capacidad de producción de electricidad hacia 2050

“Si los costos de los combustibles se reducen al final del año, habría una baja; si los costos siguen al alza, se tendría que hacer el ajuste adicional”, menciona Jesús Berumen. La CRE no contestó a una solicitud de entrevista para hablar del tema.

En el corto plazo se vislumbran pocas opciones para mejorar las tarifas más allá de realizar cálculos que permitan a los empresarios predecir mejor las alzas y bajas; mientras que en el largo plazo, la opción más viable es seguir con la apertura del mercado eléctrico.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad