Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Envase: el primer eslabón de la cadena logística

Cambiar las características del empaque puede 'desquiciar' la distribución del producto
Log�stica
Log�stica - (Foto: (Foto: Photos to Go))

El envase no sólo protege al producto o atrae al consumidor, sino que además tiene un impacto directo en la cadena de suministro. 

Las medidas, volumen y peso del empaque definen la capacidad y condiciones de almacenamiento, el tipo de unidad que se usará, la cantidad de producto a transportar y los requerimientos de carga y descarga.

El diseño del empaque, en consecuencia, debe tomar en cuenta las características y requerimientos de la red de distribución, dijo Hiram Cruz, director general de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (Amee).

Supongamos que el equipo de marketing de una empresa que produce botellas de agua decidió cambiar las características de la presentación de un litro, pasando de una botella de 23.5 cm de diámetro por 7.5 de alto, a otra de 28 cm de alto por 7 cm de diámetro, según un ejemplo de la consultora Miebach, especializada en cadena de suministro.

Si bien la intención del departamento de marketing es hacer que el nuevo envase refleje una imagen más esbelta y ligera, lograr mayor presencia en anaquel y dar la sensación de contener más líquido; el cambio de presentación implica modificar las condiciones de almacenamiento y transporte del producto.

Antes del cambio de presentación la capacidad de almacenamiento era de 14,000 pallets de 1.30 metros. El nuevo tamaño implica pallets más grandes, de 1.55 metros, reduciéndose la capacidad de almacenamiento a 11,200 pallets, por ejemplo.

Por el contrario, cuando las empresas hacen un diseño integral del envase, se puede hacer más eficiente el almacenamiento y transporte del producto, tal como Unilever, que en 2011 rediseñó algunos de sus envases, para que además de ser atractivos para el consumidor, ocuparan menos espacio en la caja del camión.

El envase de la crema Dove, por ejemplo, ocupa 15% menos espacio, por lo que ahora es posible acomodar 1,000 litros en una tarima, cuando antes sólo cabían 850 litros aproximadamente, según datos de la compañía.

La Amee ofrece diversos cursos de capacitación y  diplomados para apoyar a los fabricantes de envase y embalaje en el diseño integral de los empaques, dijo Cruz. 

 
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad