Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

IMMEX impacta en la línea de producción

El origen de los insumos puede determinar si se obtienen los beneficios fiscales
manufactura fabrica proceso indice
manufactura fabrica proceso indice - (Foto: Cortes�a Fortune)

El Programa para la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) propone un conjunto de beneficios fiscales y de trámites aduanales para beneficio de los fabricantes que exportan. Pero para disfrutar de esas ventajas, la producción debe ser estudiada a detalle antes de presentar la solicitud de acreditación.

“Los fabricantes deben considerar, por ejemplo, el origen de sus insumos. Muchas veces estiman que toda la fabricación se hace localmente, sin embargo, traen sus materias primas de Asia, por ejemplo. Crean mercancía que venderán a sus clientes en Estados Unidos y por ello pueden aprovechar este programa de estímulos para los que trabajan en el marco del TLCAN. Sin embargo, por sus materias primas ya no cumplen con los requisitos de IMMEX para la devolución del IVA”, explicó Moisés Torres, director corporativo de Asuntos Legales en Grupo Logistics.

Durante su intervención en el panel “Desarrollo del IMMEX ante el nuevo reto internacional” en ExpoCarga 2013, comentó que en su experiencia, son numerosas las empresas que dan por sentada su acreditación a IMMEX y esperan recibir la devolución del IVA. Cuando caen en cuenta de que no cumplen con los requisitos de insumos de origen, ven “seriamente comprometida la liquidez del negocio”.

Publicidad

Torres agregó que, por tanto, cada empresa debe revisar sus procesos y materiales para identificar si pueden adscribirse a este programa de beneficios. Y, en todo caso, alinear a las áreas de producción, compras, administración y finanzas para incluirse en IMMEX.

“Cada caso es particular. Habrá empresas fabricantes a las que les convenga estar en IMMEX y otras a las que les venga mejor estar en Programas de Promoción Sectorial (Prosec). No se puede generalizar, hay que ver cada situación”, expresó Torres.

De acuerdo con la definición de la Secretaría de Economía, “Prosec es un instrumento dirigido a personas morales productoras de determinadas mercancías, mediante los cuales se les permite importar con arancel ad-valorem preferencial (Impuesto General de Importación) diversos bienes para ser utilizados en la elaboración de productos específicos, independientemente de que las mercancías a producir sean destinadas a la exportación o al mercado nacional”.

En el mismo panel, María del Carmen Temblador, directora del Centro de Calidad del Tec (ITESM), señaló que esta alineación de procesos y procedimientos pueden darse cuando en la planta se emplean herramientas de estandarización de calidad y métricas. “Una vez definido el método, es muy importante apegarse a él para que así se cree una cultura en la organización”.

Es precisamente esa visión integral en los lineamientos de la empresa lo que les permitirá aprovechar el IMMEX, señaló, por su  parte, Juan Díaz, director de Comercio Exterior en la Secretaría de Economía (SE).

Un ejemplo de las ventajas de aprovechar las reglas de origen se da en el sector automotor observó Fausto Cuevas, director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA): “En nuestro caso, esto implica el 62% de fabricación local para atender mercados en América del Norte; en muchos casos, las unidades hechas en México incluso rebasan estos porcentajes. Gozamos de bonificaciones, pero también se ha generado un sector económico creciente”, concluyó.  

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad