Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Indicador Industrial se mantendrá sin variaciones

Los analistas esperan un ligero cambio sobre el reporte de abril. El promedio lo ubica en 0.6%
Industria manufacturera
Industria manufacturera - (Foto: (Foto: Jupiter Images))

Al corte de la primera mitad del año, los diversos indicadores macroeconómicos dejan ver una economía que apenas ha mantenido avances, caracterizada por un crecimiento lento. De ahí que no se esperen sorpresas para el Indicador Industrial que INEGI difundirá este 12 de julio.

La proyección de CIBanco calcula el indicador en 0.8%, apenas dos décimas por encima de la estimación general del mercado, que lo espera en 0.6% anual.

“En abril, la producción industrial creció 3.3%, fue más alto que en los meses anteriores, pero ello se debió al efecto Semana Santa. Esperamos que en esta ocasión el crecimiento sea de 0.8%. No son buenas noticias, la economía sigue débil, afectada por el bajo ritmo de Estados Unidos, lo que ha mermado nuestras exportaciones”, señala Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CIBanco.

Publicidad

No obstante, hay un dato positivo, comparte el analista. Se espera que la producción industrial se reactive hacia el segundo semestre de 2013, por lo que pese al bajo desempeño del crecimiento prevalece una percepción positiva del mercado.

En este último punto coincide Mario Hernández, socio de KPMG en el segmento IMMEX y líder de la consultora en temas de manufactura. La llegada al país de inversión en automotriz y aeroespacial en la región Bajío, ha promovido la generación de empleos y la demanda de bienes de producción.

Persiste la preocupación en la confianza del consumidor, afirma el especialista. De ahí que sea lento el mercado estadounidense, que sigue siendo motor económico más grande del mundo. La cautela sigue presente en el consumidor.

Buena perspectiva y muchos pendientes

Para Hernández, de KPMG, la segunda mitad del año será positiva, especialmente si se resuelven los grandes pendientes para la economía y la industria: las reformas energética, laboral y fiscal.

“Los inversionistas esperan hacia que se muevan las reformas, que se genere el brinco positivo que todo el mundo está buscando que ocurra para que México se posicione en el contexto internacional”, concluye.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad