Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo se verificó el uso de armas químicas en Siria?

Conoce cómo funcionan los laboratorios encargados de detectar armas biológicas
quimica_investigacion
quimica_investigacion - (Foto: SXC)

Cuando los inspectores de la ONU dejaron su hotel para investigar las denuncias de uso de armas químicas en Damasco a finales de agosto, la mayoría de los expertos que viajaban en el convoy de vehículos blindados no eran personal de la ONU.

Nueve de los 12 inspectores eran de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés).

La OPCW implementa la Convención de Armas Químicas, un tratado internacional que prohíbe la posesión de armas químicas y fue ha sido firmado y ratificado por 189 países.

Publicidad

Siria ha pedido unirse, lo que representa para la OPCW quizá el desafío más grande en sus 20 años de historia, ya que el país está envuelto en una guerra civil.

Los expertos de la OPCW han monitoreado el catálogo y la destrucción de armas químicas en países que van desde Estados Unidos a Rusia y Libia. También han trabajado en Iraq, donde fue la primera vez que los inspectores fueron llevados a un campo de batalla.

"Intentamos obtener la mayor cantidad de información que podamos sobre lo que hacemos", afirma Frantz Ontal, jefe de formación de inspectores de la OPCW, quien sostuvo recientemente una entrevista exclusiva en el laboratorio de la organización en Países Bajos.

"Queremos saber cómo luce el sitio que fue blanco, queremos saber qué estamos buscando. La información que obtenemos sirve para informar a los inspectores sobre el tipo de equipo de protección que necesitamos vestir", indicó.

Ontal nos llevó a través de las instalaciones de la OPCW y explicó las reglas de los inspectores. Todos con los que nos reunimos afirmaron que no se hicieron a un lado esas reglas durante la reciente visita a Siria para investigar los reportes del ataque con gas del 21 de agosto pasado contra zonas controladas por los rebeldes a las afueras de Damasco.

Una vez que se ha localizado el sitio del posible uso de armas químicas, los inspectores utilizan detectores electrónicos especiales para obtener una lectura inicial del tipo de químicos usados, y en qué concentración. Dos diferentes máquinas, con diferentes tecnologías, son usadas para aumentar la confianza en el resultado.

Además de los expertos químicos, el equipo de inspección también incluye expertos en municiones, debido a que es posible que se encuentren con dispositivos que no explotaron. Además, los restos de los cohetes a veces contienen rastros de químicos.

Lee la nota completa en CNN México

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad