Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

América Latina con frágil mercado acerero

En la última década la industria mexicana ha reducido su participación en el comercio indirecto
acero_japon
acero_japon - (Foto: AP)

México continúa siendo el principal productor y consumidor de acero en América Latina, pero la zona en general es netamente importadora desde el año 2000 debido a que enfrenta problemas de apreciación de moneda, lo que ha afectado la competitividad regional.

Así lo señaló la economista de la Asociación Latinoamericana de del Acero (Alacero), Carmen Silva, al presentar el estudio "Comercio indirecto: realidad y tendencias".

Expuso que México destaca en la región, pero en la última década la industria acerera mexicana ha reducido su participación en el comercio indirecto, dejando poco a poco campos que han sido cubiertos por países como China.

En conferencia por webinar, sostuvo que para llevar a cabo el análisis del comercio indirecto el estudio se basa en la metodología de Worldsteel, el cual considera a las industrias que trabajan con alto contenido de acero como la automotriz.

Expuso que de acuerdo con los resultados de la balanza comercial del sector acerero, las importaciones se han hecho cada vez más masivas de 2003 a la fecha, lo que impacta de manera considerable a la región con participantes como China que recurren a prácticas desleales.

Mientras de ello, recordó, es el hecho de que al año 2000 la participación del país asiático en estas importaciones fue de 2.0 por ciento, mientras que para 2011 alcanzó 20 por ciento.

Publicidad

Lo anterior demuestra que la participación de China en el comercio indirecto es masiva con la desventaja de que no se rige por reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y por lo general cuentan con subsidios o son fruto de prácticas desleales.

Desde luego, destacó el hecho de que de los países que encabezan el comercio indirecto en Latinoamérica México sea el principal productor y comerciante de acero, seguido de Brasil y Argentina, donde el primero ha disminuido su participación en los últimos años mientras que los dos últimos han comenzado a crecer.

A nivel continental, expuso que la mayor parte de las exportaciones de la región van para Estados Unidos y Canadá, ventas que sumaron cerca de nueve millones de toneladas en 2011; mientras que para toda América Latina ascendieron a cuatro millones de toneladas.

Esto es un riesgo considerando que "no se pueden poner todos los huevos en una sola canasta", de ahí la necesidad de que en el futuro cercano la industria diversifique su mercado y fortalezca las medidas en contra de prácticas desleales.

En general, expuso que la actividad manufacturera en el comercio indirecto en América Latina es débil y se ve amenazada por las masivas importaciones, principalmente desde China.

Ante ello, aseveró que sin un sector manufacturero sano es imposible que la industria del acero latinoamericana logre desarrollarse correctamente.

Publicidad

Por ello, el estudio recomienda a los gobiernos mejorar las condiciones de infraestructura, de los costos energéticos, así como potenciar el sector metalmecánico a través de diversas medidas para asegurar un futuro sustentable en la región.

En ese sentido, el secretario general de Alacero, Guillermo Moreno, destacó la importancia de las reformas estructurales que se llevan a cabo actualmente en México y que a la larga se pueden traducir en una reactivación de la industria acerera.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad