Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un robot simbiótico por la movilidad

Se llama ROPITS y es capaz de autodirigirse a lo largo de rutas cargadas en el GPS
ROPIS
ROPIS - (Foto: Gettyimages)

Forma parte de la generación de dispositivos para “autos inteligentes”. Es de Hitachi, se llama ROPITS y pueden navegar de forma autónoma a un punto especificado por un terminal de información portátil (en un mapa tipo GPS).

Desde 2011 y hasta nuestros días forma parte de unidades de prueba eléctricas que se desplazan en algunas calles y espacios públicos de Tsukuba, en la prefectura de Ibaraki. ROPITS es capaz de acudir de forma autónoma a recoger un pasajero y luego entregarlo en donde se haya programado en el mapa.

Este motor de conducción automatizado forma parte de la tendencia de integración de los robots a objetos y situaciones cotidianas para los humanos. A este formato se le llama “simbiótico” y, de acuerdo con lo que publica Hitachi en su página corporativa, se espera que contribuyan al establecimiento de una sociedad que pueda moverse con bajas emisiones de carbono. También se ha considerado que este tipo de vehículos autodirigidos pueda atender a adultos mayores o personas con discapacidades motores.

Publicidad

Se trata de un vehículo-robot para un solo pasajero que pueda desplazarse por senderos o rutas peatonales dentro de distintas comunidades. También podría funcionar dentro de un edificio, desplazándose por distintos pisos.

Cómo funciona

Este vehículo autodirigido funciona a partir de la interacción de cámaras y al menos cinco sensores, aclara el fabricante japonés. Las mediciones del GPS, de un telémetro láser, de giro-sensores y un codificador acopian la información del medio ambiente, así como la longitud, latitud y altitud durante la locomoción.

Esos datos, en especial lo de altitud, son cruzados con los mapas electrónicos de la Autoridad de Información Geoespacial de Japón, información de alta precisión. De esta forma, el robot genera e interpreta un mapa de entorno geométrico tridimensional que le permite desplazarse y sortear obstáculos con un margen de error de menos de 1 metro.

También cuenta con un sistema de suspensión de absorción de choque. El cuerpo se mantiene constantemente en una posición horizontal, que es cómoda y segura a pesar de ondulaciones y desniveles.

Las pruebas y adecuaciones del ROPITS continúan en el Distrito Especial de Tsukuba. Además de la función social para personas con necesidades especiales, se planea también experimentar con entregas de paquetería y otras necesidades de reparto, que puedan ser suplidas por estos vehículos autónomos de bajo impacto ambiental.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad