Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Innovar con drones

Google, Amazon y Boeing, entre otras, ya experimentan con esta rama de la aeroespacial
PhantomEye
PhantomEye - (Foto: Boeing)

Las aeronaves no tripuladas o drones están jugando un papel más importante en combatir guerras y vigilar ciudades. Empresas de logística y los emporios comerciales ya experimentan con ellos para convertirlos en parte de sus cadenas de servicio al cliente y de manejo de productos en almacenes.

Google, a principios de 2014, causó revuelo cuando acordó adquirir a Titan Aerospace, que fabrica drones tamaño jet que podrían volar sin parar durante años. El sueño es que una flota de estos drones de energía solar y vuelo a gran altitud emitan señales de Internet a millones de personas que no tienen acceso a la red.

Aunque los drones podrían no aportar mucho a los 50,000 millones de dólares en ingresos anuales, podemos esperar que el gigante de Internet permanecerá a la vanguardia en este frente.

Publicidad

Amazon.com reveló a finales de 2013 una visión similar como parte de un programa secreto llamado en código 'Octocopter'.

“Un día, ver Amazon Prime Aire será tan normal como ver a los camiones de correo en las calles hoy en día, lo cual resultaría en enormes beneficios para los consumidores de toda la nación”, dijo recientemente el gigante estadounidense del comercio electrónico.

Este plan de entrega mediante drones aún requiere de años de pruebas y la aprobación de la FAA, que prohíbe el uso no recreativo de drones en Estados Unidos.

Boeing no se ha quedado atrás. Tiene su dron de demostración de Boeing Phantom Eye puede volar a 65,000 pies hasta por cuatro días, proporcionando una inteligencia y comunicación persistente a los operadores en tierra.

El contratista de defensa también tiene una serie de otros aviones no tripulados en desarrollo, incluyendo el helicóptero no tripulado Little Bird.

Otra firma que se ha especializado en estos artefactos es Lockheed Martin que puede mantener un ojo las 24 horas del día sobre los soldados estadounidenses que operan en el extranjero.

Otros drones de Lockheed incluyen de todo, desde el helicóptero de carga no tripulado K-MAX y el Desert Hawk III de próxima generación, hasta el pequeño, silencioso y de nombre espeluznante Stalker (Acosador, en inglés).

Una propuesta más es un avión no tripulado, entre los varios fabricados por Northrop Grumman, que puede espiar a los enemigos desde una altura de más de 60,000 pies sobre la tierra.

Northrop también fabrica el Fire Scout, un helicóptero no tripulado que puede despegar y aterrizar en buques de guerra, proporcionar supervisión y apoyo aéreo para el combate a incendios.

AeroVironment podría ser lo más parecido a una firma pura de drones. La empresa de California generó 209 millones de dólares en ingresos por sistemas de aviones no tripulados el año pasado, lo que representa la impresionante cifra de 83% de sus ventas totales.

AeroVironment es mejor conocido por fabricar el Nano Hummingbird, que puede caber en la palma de tu mano y fue nombrado uno de los mejores inventos de 2011 por la revista Time.

El futuro inmediato está en fase de experimentación en las alas de navecillas no tripuladas.

(Lea la nota completa en CNN Expansión. Clique aquí)

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad