Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Impresión 3D, nueva forma de producción

GALERÍA Stratasys trabaja en México en los ramos automotriz y médico.

autos y autopartes en 3d

imp 3d

imp 3d

-
Foto: Cortes�a de Local Motors
im 3d

im 3d

-
Foto: Cortes�a de Local Motors
impp 3d

impp 3d

-
Foto: Cortes�a de Local Motors
inp 3d

inp 3d

-
Foto: Cortes�a de Stratasys
inpp 3d

inpp 3d

-
Foto: Cortes�a de Stratasys

Tras el ‘boom’ en 2013, de las impresiones en 3D en universidades, instituciones médicas y fábricas, que se acercaron a esta tecnología por su bajo costo y uso especializado, vino un descenso en el mercado debido al panorama económico mundial y a la amplia oferta de empresas que ya trabajan con esta forma de producción.

Publicidad

Sin embargo, la impresión 3D todavía tiene mucho que dar ya que permanece como una de las grandes innovaciones que ha comenzado a desplegar sus beneficios en diversas ramas industriales como la automotriz y de autopartes y la fabricación de prótesis, por eso no es arriesgado pensar que las impresoras 3D lleguen a suplir a las de tinta, incluso en hogares. 

Leer:  Airbus domina la compra de aviones en México

Para platicar sobre el potencial de esta tecnología, a continuación presentamos una entrevista con Avihou Barkay, vicepresidente de Aplicaciones y Enablement de la compañía Stratasys, proveedor de sistemas de producción en 3D, quien define a esta forma de producción como una propuesta complementaria de la fabricación en masa.

¿Cuáles son las oportunidades para la impresión 3D en México?

Cuando pensamos en manufactura, el santo grial es la producción de autopartes, y México será un mercado decisivo porque está conectado con Estados Unidos. Es muy interesante para nosotros, esa es la razón por la que estamos aquí.

En México, donde la empresa ha dicho que puede crecer a doble dígito, Stratasys tiene más de 300 impresoras instaladas, cuyos precios pueden ir de 10,000 hasta 1 millón de dólares (mdd).

¿Con qué compañías y universidades trabajan?

En varias escuelas, pero no puedo hablar de todas. Trabajamos con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Schneider Electric, Helvex y Bondy Fiesta. Ya estamos operando con los grandes jugadores, o en el proceso de hacerlo. Producimos para el sector automotriz y aeroespacial.

En México, nuestra estrategia es enfocarnos en las áreas de educación, dental, medicina y de manufactura, que son las industrias clave.

Tenemos una propuesta sólida en prototipado, que es algo que muy pocas compañías realizan en México; la mayoría se crea en Estados Unidos y Europa. La producción es la que se realiza aquí.

Leer:  Firma mexicana desarrolla impresora 3D en metal

La empresa tiene modelos de impresoras para fabricar electrónica de consumo, artículos deportivos, juguetes, así como moldes, prototipos y piezas finales, diseños que rivalizan con las técnicas de moldeado por inyección y con materiales termoplásticos usados por fábricas.

Pese a ello, Stratasys no vive sus mejores días, pues cerró 2015 con ingresos por 696 mdd, una caída de 7% respecto a 2014. 

Ha sido un año difícil, ¿por qué han caído sus ventas?

Hubo una recesión en el mercado. Mi opinión es que hay factores macroeconómicos que están en juego. También tuvimos la adquisición de Makerbot, todo eso disminuyó las ventas.

En 2013 y 2014, la presencia de la impresión 3D se disparó en la industria, todo el tiempo había noticias al respecto. No creo que este tipo de crecimiento fuera sustentable por un largo periodo, pero, definitivamente, las condiciones macroeconómicas actuales son el principal factor detrás del menor mercado que estamos viendo ahora. 

¿La impresión en 3D revolucionará la medicina y la elaboración de prótesis?

Esa es mi aplicación favorita. Es una transformación en el núcleo de la tecnología, ya que es altamente personalizada, de bajo costo y tiene una gran impacto. La usamos para prótesis, modelos médicos, educación. Mi mejor amigo es un cirujano torácico establecido en Boston.

Hoy, para cada cirugía complicada consigue un modelo en 3D del área torácica del paciente, el personal médico se coloca alrededor de la mesa y hacen un simulacro de la cirugía en el prototipo, así puede practicar exactamente lo que va a hacer. Esta aplicación está cambiando el mundo.

Leer:  Estudiantes transforman PET en tóner para impresora 3D

Mientras la industria 3D crece, mi proyección es que en algún punto en el futuro cercano habrá una compañía de seguros que le diga a los hospitales: “Si usan tecnología de impresión 3D para cirugías complicadas, reducirán los costos de sus seguros”.

¿El uso de la impresión 3D hará más baratas las prótesis para los países pobres?

Ya está reduciendo costos. Pienso en prótesis para niños en Estados Unidos. Resulta una inversión muy alta porque los niños crecen muy rápido, las familias no pueden costear el reemplazo de las prótesis tan seguido, y esta tecnología es perfecta para ellos. No sé si haya roto la barrera de los países con altos niveles de pobreza. Pero, al final, será un servicio accesible y personalizado, lo que nos hace sentir muy orgullosos.

Antes de entrar a Stratasys, yo era un ejecutivo en telecomunicaciones, y esa fue una experiencia muy diferente. Aquí siento que en verdad estoy ayudando a las personas, revolucionando la forma que realizamos las cosas a través de tecnología y creatividad. Esta tecnología se inventó para perdurar y crecer. La NASA está experimentando con impresión 3D. Es real, no son solo diagramas, y nosotros estamos comprometidos a liderarla.

El artículo completo aparece en la edición de abril 2016 
de la revista Manufactura que publica Grupo Expansión.
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad