Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jóvenes de Tabasco convierten PET en concreto

Pretenden reciclar desechos sólidos y preservar la grava.
PET
PET - (Foto: Cuartoscuro)

Ante el hecho de que México es uno de los principales consumidores de PET, dos estudiantes del Instituto Tecnológico de Villahermosa trabajaron en un proyecto para usar los desperdicios de ese material y convertirlos en un concreto estructural.

El proyecto de los jóvenes Tilo Hernández y Ernesto López surgió hace poco más de un año, con el objeto de resolver un problema ambiental y al mismo tiempo poner en práctica sus conocimientos de ingeniería.

“Atacamos esa idea del concreto estructural. Buscamos antecedentes sobre si había algo parecido, pero no había nada igual a lo que nosotros queríamos hacer”, dijo López en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El estudiante explicó que de inmediato comenzaron a realizar las pruebas para adecuarlas a las reglas mexicanas de la industria de la construcción y empezaron a realizar sus diseños para ver con cuánto porcentaje de PET, como se le conoce al plástico usado en envases de refresco, alcanzaba la norma.

Alta resistencia para construcción

Hernández explicó que para lograr la preparación del agregado grueso, el PET se corta en cuadritos y recibe un tratamiento para que tenga adherencia al cemento y al agua.

Publicidad

“Se le llama también concreto estructural porque se puede utilizar en edificaciones. Nosotros estamos trabajando con la resistencia que puede alcanzar. Estamos trabajando con 150, 200, 250, 300 y actualmente logramos el de 350 kg/cm²”, detalló el estudiante.

Y para lograr la resistencia del material, los jóvenes realizaron diversas pruebas que consisten en preparar concreto simple hecho de grava, arena, cemento y agua; a la par de que se prepara el concreto que utiliza PET para comparar ambos.

El asesor de los estudiantes, Carlos Rodríguez, destacó que además de ayudar al medio ambiente con la reutilización de los desechos, se busca la preservación de la grava, un agregado pétreo no renovable.

“Dentro de algunos años habrá problemas porque ya no existirá el material. Nosotros lo estamos preservando al utilizar el PET”.

El profesor aseguró que, aunque el nuevo cemento constituye un gran logro, la innovación se logrará hasta que sus beneficios influyan de manera directa a la población.

El proyecto, que lleva por nombre Propuesta de concreto estructural sustentable con PET como agregado grueso (ROCAPET), participará en el Foro Internacional de Ciencia e Ingeniería en Santiago de Chile en agosto.

Recomendamos:  Estudiante crea máquina para hacer gasolina con PET

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad