Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Frida Kahlo se hizo Barbie y de hechura asiática

El producto dio lugar a un conflicto de propiedad intelectual.
Barbies edici�n especial
Barbies edici�n especial - (Foto: Foto: Tomada de @Barbie)

La Barbie con la imagen de Frida Kahlo —que ha causado una controversia por derechos de propiedad intelectual en los últimos días— es de manufatura asiática, donde Mattel produce a la muñeca más famosa del mundo desde hace más de 20 años.

Recomendamos:  La industria del juguete pudo reír en 2017

A principios de la década de 1990, la compañía norteamericana trasladó la fabricación de esta y otras líneas de juguetes al continente asiático por razones de costos.

Publicidad

De modo que las 94.5 millones de muñecas Barbie que se venden anualmente alrededor del mundo se producen en China, Indonesia y Malasia, según los comunicados y reportes trimestrales de la empresa norteamericana.

Esas plantas reciben los nuevos patrones de diseño de los casi 100 modelos de muñecas —lo que incluye tambén a los familiares y amigos de Barbie— que se planean cada año para salir al mercado.

Leer:  Lego prepara esta ‘jugada’: despedirá a 1,400 empleados

Los diseños de cara, cuerpo, ropa y accesorios se hacen en las oficinas de Estados Unidos y de ahí se mandan a las fábricas asiáticas, donde se realiza la manufactura, explicó hace unos años Evelyne Viohl, vicepresidenta de Diseño de Barbie, en entrevista con la revista Forbes.

Acalorada recepción

En este contexto de organización productiva —que incluye a las muñecas regulares y a las de series especiales— llega la Barbie de la pintora mexicana Frida Kahlo, que se introdujo al mercado esta semana en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, este producto despertó reclamaciones de la familia de la artista sobre los derechos de autor.

Recomendamos:  Profeco advierte sobre juguetes tóxicos e inseguros

Mara Romeo, sobrina nieta de Frida Kahlo, dijo el pasado 7 de marzo a la agencia francesa AFP y un día después a Radiofórmula, que la empresa Frida Kahlo Corporation —que otorgó la autorización a Mattel— solo tuvo derechos de propiedad industrial durante cinco años —acuerdo que ya expiró— y que unicamente permitía el uso del nombre pero no de la imagen.

Además, la apariencia de la muñeca también ha sido objeto de críticas. Mara Romeo lamentó que Mattel haya dejado de lado las características particulares de la pintora, ya que no tiene la ceja junta ni el vello facial.

Recordó que estos rasgos están presentes en todos los productos que se comercializan con la imagen de la artista.

Ventas fluctuantes

La muñeca de Kahlo forma parte de la colección Inspiring Women (Mujeres que inspiran), que este año incluye una muñeca de Amelia Earhart, la primera mujer piloto que sobrevoló el Atlántico, y otra de Katherine Johnson, una de las primeras matemáticas que hizo contribuciones a los programas espaciales.

La muñeca Barbie constituye uno de los productos estrella de la norteamericana Mattel, sin embargo sus ventas han tenido un comportamiento fluctuante en los últimos años, como consta en sus propios reportes financieros.

Recomendamos:  Barbie ya no seduce a los consumidores

En 2012, las ventas de Barbie alcanzaron 1,275 millones de dólares (mdd) anuales, pero tres años después apenas llegaron a 925 mdd. A partir de entonces, Mattel ha tenido altas y bajas por la comercialización de las muñecas.

Apenas en 2017, Barbie logró recuperarse de la mala racha de tres años. Según el reporte al cuarto trimestre de 2017, publicado en enero pasado, Barbie creció 9% en ventas entre octubre y diciembre pasado, lo que se compara positivamente con el mismo lapso del año anterior, cuando apenas avanzó 2%.

Un inminente conflicto legal

El conflicto con la familia de Kahlo puede generar problemas financieros para la empresa, pues Mara Romeo advirtió que tomará las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de propiedad intelectual sobre la imagen de la pintora.

Después del lanzamiento de la muñeca, la familia de Kahlo aseguró que ni Mattel ni Frida Kahlo Company —empresa que se ostenta como la dueña de los derechos de la pintora— podían reproducir la imagen de su tía abuela en una muñeca.

Leer:  Lego ve a México como pieza clave en su 'juego' de negocios

Armando Flores, responsable de Desarrollo negocios nacionales de Clarke Modet, explicó en entrevista con Manufactura que Mattel pudo haber incurrido en una falta al no verificar quién es el verdadero dueño de los derechos de la imagen y la marca de Kahlo.

“Tu responsabilidad como licenciataria es conocer la cadena de derechos, desde quién tenía los derechos como Frida Kahlo que era la misma Kahlo, luego cómo pasaron a los herederos y si estos los cedieron a la empresa. Además de averiguar si existía un litigio, como el que presuntamente hay en este caso”, dijo el experto.

Recomendamos:  Grupo Mercurio busca poner a México sobre ruedas 

Las sanciones por haber incurrido en esta falta son el pago de por lo menos 40% del beneficio económico que hayan obtenido los involucrados al firmar el contrato, más las sanciones por daños y perjuicios que se establezcan en los tribunales, si es que la familia de Kahlo decide demandar, concluyó el experto.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad