Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Científicos de la UNAM usan nanocristales para conservar vacunas

Las dosis se mantienen en buenas condiciones sin refrigeración; la tecnología ya tiene patente.
Vacunas nuevo m�todo
Vacunas nuevo m�todo - (Foto: iStock by Getty Images)

Una vacuna en refrigeración se mantiene en buen estado algunos meses, pero con el nuevo método de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) su vida ahora será de varios años y sin requerir refrigeración.

Leer:  El envejecimiento poblacional beneficiará la producción local de vacunas

Científicos de la máxima casa de estudios desarrollaron una plataforma universal que, a través de nanocristales, encapsulan la dosis de la vacuna para protegerla y que se encuentre a temperatura ambiente durante años.

Esta tecnología revolucionaria involucra nanotecnología, biología molecular y diseño de proteínas. La gran ventaja es que la nueva plataforma puede solucionar el problema de las vacunas actuales ya que son delicadas.

Para crear este método se tomó como muestra la forma de sobrevivir de algunos virus de insecto. Regularmente, los virus que infectan a insectos viven poco tiempo en el medio ambiente, mueren después de algunas horas o días.

Leer:  Sanofi produce la vacuna contra la influenza para el sector salud

Publicidad

Luis Alfonso Vaca Domínguez, investigador del Instituto de Fisiología Celular de UNAM y coordinador del proyecto, explicó que a lo largo de 600 años los insectos han evolucionado para subsistir en este planeta.

“Nosotros copiamos y adaptamos esta forma de sobrevivir de virus de insectos y la adaptamos para su uso en vacunas”, detalló Vaca Domínguez.

Después de muchos años de analizar este proceso, el científico descubrió que podía usar este mecanismo para mantener las vacunas.

La producción de esta tecnología es de bajo costo, por lo que sería posible fomentar campañas de vacunación sobre todo en zonas apartadas, donde falta electricidad y es difícil conservar las dosis, informó el investigador, citado por la agencia UNAM Global.

Leer:  La japonesa Takeda realiza la compra más importante de la farmacéutica

“Lo anterior no solo reduce los costos de producción de vacunas, sino también los de distribución y almacenamiento, en beneficio de una producción de vacunas de mayor calidad a menor precio”, destacó el investigador.

Asimismo, Luis Alfonso Vaca dio a conocer que el método ya fue patentado y la propiedad intelectual pertenece a la máxima casa de estudios. “Una vez que llegue al mercado y demuestre sus bondades, seguramente varias empresas farmacéuticas estarán interesadas en utilizarlas".

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad