Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Controladores aéreos y pilotos quieren el Nuevo Aeropuerto en Texcoco

Opinan que su espacio aéreo es más abierto y que favorece la movilización de aviones.
Construcci�n del Nuevo Aeropuerto Internacional de M�xico
Construcci�n del Nuevo Aeropuerto Internacional de M�xico - (Foto: Construcci�n del Nuevo Aeropuerto Internacional de M�xico / Foto: Notimex.)

Controladores aéreos y pilotos de aviación se pronunciaron a favor de continuar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, al considerar que su espacio aéreo permitirá realizar operaciones de despegue y aterrizaje más seguras para los aviones, ya que la terminal estará afuera de la zona montañosa que rodea al Valle de México.

En cambio, opinaron que mantener operaciones simultáneas entre la Base Aérea de Santa Lucía y el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) implicará mayores dificultades optativas, ya que los aviones circularán cerca unos de otros.

Leer:  La cúpula empresarial prefiere al Nuevo Aeropuerto en Texcoco 

Asimismo, hicieron ver que al aumentar la frecuencia de vuelos, como se espera que suceda en el NAIM, harán falta al menos 200 controladores aéreos más en comparación con los que tiene el AICM.

El presidente del Colegio de Controladores Aéreos de México, Víctor Anguiano, comentó que la nueva terminal dará mayor margen de maniobra a los pilotos y controladores durante las operaciones de despegue y aterrizaje, ya que el actual AICM enfrenta dificultades para las aeronaves, debido a la orografía del Valle de México.

Tras participar en la presentación del análisis técnico sobre las alternativas aeroportuarias de la región, Anguiano explicó que en especial las aeronaves provenientes o con destino al norte deben virar más de 100 grados para evitar la zona montañosa y tomar pista o despegar, según sea el caso.

Publicidad

Leer: L a obra del Nuevo Aeropuerto tiene 2 opciones: Texcoco o Santa Lucía

Previo a su aterrizaje, los aviones ‘forman’ una especie de fila imaginaria con una distancia mínima de 5 millas entre cada aeronave; sin embargo, para perfilarse hacia la pista solo tienen un espacio de 2 millas, un margen que se estrecha al considerar la velocidad del descenso.

Víctor Anguiano explicó que la aeronave que “entra” con mayor velocidad puede salir de su trayectoria, por lo que ahí es cuando los controladores y pilotos  se vuelven estratégicos para corregir la ruta.

Según el experto, la ubicación de la terminal que se construye en Texcoco permitiría hacer esa operación a una mayor distancia entre aeronaves o incluso planear el ingreso o salida de la terminal con una mayor altura, con lo que esquivan la zona montañosa.

Leer:  AMLO evitará dejar obra pública 'tirada' durante su administración 

Consecuentemente, la operación simultánea de la Base Aérea de Santa Lucia y el actual AICM —como lo propone el equipo del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador— no solo no resolvería el problema si no que traería otro más, la coexistencia de operaciones en el espacio aéreo.

A decir de Anguiano, las aeronaves que eventualmente salgan de Santa Lucía se toparían con el tráfico del AICM que no puede ir hacia las montañas. Y aunque podrían salir desde la pista sur, un gran número de vuelos van con destino al norte.

Este factor hace inviable la operación simultánea de ambas terminales, debido a que están muy cerca entre sí, y las trayectorias trazadas para el despegue y aterrizaje se interfieren. 

Voces unidireccionales

Los participantes del panel coincidieron en que para coexistir ambas terminales —como lo propone el gobierno entrante—, tendrían que optar por un funcionamiento intermitente que, por ejemplo, considere intervalos de operación de una hora para cada terminal.

Leer:  Estos son los avances de la construcción del Nuevo Aeropuerto

De ahí que, las dos terminales podrían optar por detener los despegues o mantenerlos debajo de la altura necesaria para las operaciones comerciales, lo que se traduce en más costos por un mayor consumo de combustible, explicó Víctor Anguiano. 

Otros representantes del sector aeronáutico consideraron que la propuesta del futuro Gobierno no está bien fundamentada, porque implica una serie de inversiones en la base de Santa Lucía, como por ejemplo desarrollar infraestructura básica (pistas), además de que no resuelve a largo plazo la saturación de operaciones aeroportuarias.

Heriberto Salazar, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM), comentó que Santa Lucía solo aumentará 20% la capacidad aeroportuaria.

Leer:  Los ingenieros hablaron: Texcoco es buena opción para el Nuevo Aeropuerto

“Al final lo que va a terminar pasando es que Santa Lucía, al menos va a ser una visión de corto plazo, un parque que además se va a saturar en un lapso de siete u ocho años”, coincidió Rodrigo Pérez-Alonso, director general de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero).

“Desde el punto de vista económico esto no es viable, porque dentro de cinco años vamos a estar otra vez viendo cuál era la solución; sería como un parche más”, destacó Heriberto Salazar.

En contraste, Salvador Lizana, del CPAM, refirió que las tres pistas consideradas en el NAIM permitirán la realización de operaciones de despegue y aterrizaje simultáneas.

Leer:  El Nuevo Aeropuerto tendrá una derrama de 2,300 mdd en su 1er año

Lo anterior contribuirá a la optimización del espacio aéreo, al “bajar” con mayor eficiencia a las aeronaves en el NAIM, explicó Anguiano, quien previó que para atender el mayor flujo de operaciones estimado para la terminal de Texcoco se requerirán al menos 200 controladores aéreos adicionales a los existentes en el AICM.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad