Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Acereros mexicanos analizan opciones para enfrentar la guerra EU-China

GRÁFICA Una de ellas consiste en producir aceros especiales, por ejemplo para automóviles.
acero planta
acero planta - (Foto: Jimena Zavala )

Durante el sexto Congreso de la Industria Siderúrgica Mexicana, celebrado a finales de octubre, los directores de las principales firmas de este sector repitieron continuamente la misma palabra: guerra.

Leer:  La firma del T-MEC está cerca y los aranceles al acero siguen vigentes

"No podemos soslayar que existe una guerra comercial en el mundo. Y cada vez se ha fortalecido más. (…) Hay que ver cómo podemos ir hacia delante con esta guerra que vivimos", expresó José Antonio Rivera Larrea, presidente de Minera Autlán.

Publicidad

Los directivos de Altos Hornos de México (AHMSA), Ternium, ArcelorMittal, Gerdau Costa y DeAcero coinciden en que las relaciones comerciales en el mundo llevan años crispándose, y en el caso del acero, las prácticas de China —acusada de competencia desleal por subsidiar una sobreproducción de acero que inundó el mundo con productos a precios bajos— terminaron por tensar demasiado la situación.

El arancel del 25% que Donald Trump impuso a las importaciones de acero que llegan a Estados Unidos fue una reacción a este conflicto, pero terminó por afectar a las empresas que operan en México.

El gremio nacional entiende la medida, pero no comprende qué gana Estados Unidos al incluir a México y Canadá, menos ahora que llegó a un nuevo acuerdo trilateral que, al cierre de edición, aún esperaba la aprobación de los congresos de los tres países socios.

"Creo que lo que hizo Estados Unidos es en parte correcto. Lo que es incorrecto es que hayan incluido a México y Canadá. (...) México no es ninguna amenaza", afirmó Máximo Vedoya, director general de Ternium en México y presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

Leer:  EU pretende establecer cuotas en lugar de aranceles al acero y al aluminio

México importa más acero de los que exporta a Estados Unidos y el nuevo Tratado exige mayores cuotas de contenido local para las tres naciones suscriptoras, por lo que esta medida puede perjudicar estos objetivos. La medida ha causado una caída de 30% de las exportaciones de acero hacia el país vecino, lo que a su vez provocó un descenso de 8% en la producción nacional, según datos de la Canacero.

Y aunque de forma casi inmediata el Gobierno mexicano aplicó aranceles a productos estadounidenses como manzanas, piernas de cerdo y whisky, por un monto similar al daño calculado por la medida —unos 3,000 millones de dólares— los empresarios cuestionan que no haya ido contra el acero estadounidense.

"Si se tuviera una medida espejo, no nos hubiera dañado tanto, porque lo que dejará de exportar Estados Unidos, lo podríamos captar nosotros", comentó Luis Landois, director de Ventas y Marketing de Altos Hornos de México (AHMSA).

El Gobierno mexicano confía en que el arancel desaparecerá antes de la firma del nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (este 30 de noviembre), dijo Jesús Seade, el negociador que participó como representante del Gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

En lo que eso sucede, los tambores de guerra no dejarán de sonar y los acereros mexicanos insisten en que hay que tomar más medidas para 'protegerse'.

"Hay que entender que vivimos en una guerra comercial a nivel global. Si no es evidente eso, entonces estamos en la lona", explicó Raúl Gutiérrez, director general de Deacero.

</p>

Leer más:  Máximo Vedoya, de Ternium México, es el nuevo presidente de Alacero

Opciones para fomentar la competitividad

Una de la vías es apostar por más inversión en infraestructura, porque eso incentiva el empleo, los salarios, la innovación y a esta industria, declaró Fernando Pessanha, director general de Gerdau Corsa México.

Además, las compañías necesitan evolucionar hacia la producción de aceros más especializados, como los que requiere el sector automotor y que hoy se importan ante la falta de producción local.

Ternium es una de las firmas que ya invierte en este sentido. "Se requiere todo un enfoque a la educación. Necesitamos más ingenieros y técnicos para la industria 4.0 de la manufactura", añadió César Jiménez, directivo de esta empresa.

Otra alternativa consiste en construir un bloque más unido entre los tres países de la región y aprovechar así las ventajas de contar con el gas natural barato de Estados Unidos para reducir los costos de producción en México, destacó Víctor Cairo, director general de ArcelorMittal México.

Lee:  México logró detener 5 millones de toneladas de acero a precios dumping

En general, las compañías coinciden en que esta situación deja una moraleja: el Gobierno y la iniciativa privada deben coordinarse para competir cada vez mejor en un mundo que, en lugar de abrirse, puede cerrarse en cualquier momento.

Nota del editor: El texto se publica originalmente en la edición 274 de la revista Manufactura, 2030: La siguiente era industrial, correspondiente a noviembre de 2018.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad