Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dinero extra si se abren a extranjeros los campos de crudo ligero

En el mercado de hidrocarburos, México puede tener tanto poder como EU.
Hidrocarburos
Los recursos no convencionales bien regulados podrían casi duplicar la producción propuesta por la administración de López Obrador.

En el mundo existen variedades de crudo que van desde el tipo pesado hasta el ligero; cada variedad tiene un costo comercial para su intercambio en el mercado mundial, siendo el ligero de más alto valor de transacción, y el crudo pesado el de mayor utilización- mediano para las refinerías en el mundo.

Actualmente, ante los cambios de transición energética para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, algunos países han invertido en tener materias primas con baja emisión de contaminantes y de bajo costo para generar electricidad, teniendo un alto auge la utilización de gas natural.

La tendencia mundial es así la reducción o eliminación de materia prima como combustóleo/carbón y derivados pesados de hidrocarburos, pasando a tener en los procesos de refinación cada día una mayor cantidad de crudos de medianos a ligeros.

A partir de 2008 la explotación de campos no convencionales (utilización de fractura hidráulica y que producen alta cantidad de crudo ligero/gas natural) en países como EU ha incrementado, dando pie a que esta nación al día de hoy controle el precio del barril a nivel mundial, al incrementar su producción y exportación a partir del 2015.

EU empieza la visión del negocio en 2008 cuando producía en promedio 1.4 millones de barriles diarios de crudo y 21 mil MMpcd (miles de millones de pies cúbicos diarios) de gas con una inversión anual de 25,000 mdd (el doble que Pemex en 2019 invierte en toda la exploración y producción); al 2018 la nación estadounidense produce 8.5 mbd y 80 mil MMpcd con una inversión de alrededor los 107,000 millones de dólares (42% del presupuesto de egresos de México). Toda la inversión proviene de empresas privadas a las cuales el gobierno cobra derechos e impuestos y donde no arriesga dinero de la administración para extraer los hidrocarburos.

Leer más: Actividad industrial de México registra en marzo su mayor caída en cinco meses

Publicidad

Consideramos el precio de barril en promedio en un costo de 55 dólares, y el gas en 4 dólares por MMpcd, comparamos solo la producción de crudo ligero/gas natural de la parte no convencional (8.5 mbd crudo y 80 mil MMpcd) con la de México que incluye la parte solo convencional (1.7 mbd y 3,740 MMpcd) y tenemos un mercado anual de comercialización de 287,000 mdd en EU, y para México de 42,000 millones, es decir que el país vecino tiene 6.8 veces más dinero circulando en el negocio.

Ahora, ¿Cuanto puede ingresar por derecho de impuesto sobre el valor agregado, impuestos (estados y federación), regalías y derechos por la explotación de crudo ligero al gobierno de EU? un cálculo dice que podemos considerar alrededor de 128,000 millones de dólares (2.6 billones de pesos, el 50% de los ingresos para el 2019 para México), ¿No caerá bien al gobierno de México tener acceso a estos ingresos adicionales en el caso de explotar los campos con crudo ligero/gas natural en yacimientos no convencionales?

Producir energía en forma unilateral en el mercado local de un país o mundial genera un alto riesgo financiero y operativo ante la posible ineficiencia al no tener en forma constante los recursos necesarios para poder sostener o incrementar la demanda energética.

México debe entender que con los recursos no convencionales bien regulados, normalizados y dando seguimiento al mercado; podríamos alcanzar una producción de entre 3 a 4 millones de barriles de crudo adicionales a los 2.4 millones que presentó la nueva administración y 10 mmpcd de gas natural agregado al actual.

La pregunta final ahora para todos nosotros es si los campos de crudo ligero/gas natural (no convencionales) pueden ayudar al país a tener un flujo de efectivo adicional de dinero circulante por medio de la inversión directa extranjera -que genera un crecimiento económico- y que tengamos recursos financieros para invertir en tecnología y realizar una transición energética a fuentes infinitas limpias. Ante esto por primera vez México podría tener valor de intercambio comercial a nivel mundial e influir en el mercado de hidrocarburos como EU.

El dinero no conoce ideologías, la energía requiere constante inversión ante la migración a mediano plazo de contar con una fuente infinita con baja emisión de contaminantes y materias de bajo costo.

¿México a dónde quedamos hoy y qué futuro tendremos?

Texto de Expansión / OPINIÓN: Ramses Pech

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad