Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El mercado creciente de las aeronaves no tripuladas

Aunque su fabricación aún es incipiente, la importación favorece su utilización
Drones
Drones - (Foto: Getty Images)

El uso de aviones no tripulados en México atraviesa por un buen momento, gracias al boom en la importación, aunque todavía no hay una planta para la manufactura de estos productos en el país.

Desde 2007, el conglomerado de empresas fabricantes de Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT) en México se reduce a tres compañías: Hydra Technologies (HT), Aerovantech y UAV Aerospace México (UAV).

En contraparte, el número de pequeñas compañías que comienzan a importar drones (aeronaves no tripuladas de menor tamaño que los UAVs) para comercializarlos entre el público en general, crece rápidamente. Empresas como HeliBoss, con representantes en Chile, Perú, Colombia y México, se dedica la venta de equipos robóticos y de radio control como helicópteros equipados con cámaras de video, lanchas, aviones y automóviles.

Publicidad

La empresa destaca que en los últimos meses los equipos más vendidos son los drones DJI Phantom Auto, cuyo precio es de 8,900 pesos. Lesiguen otros seis productos relacionados con el DJI Phantom y un helicóptero miniatura a control remoto, con un precio de 620 pesos.

El equipo más caro que comercializa HeliBoss es el S800m EVO Total Solution, con un valor de 114,800 pesos. 3D Robotics es otra empresa que opera en México, con oficinas en Tijuana, Baja California, y con sede en San Diego, California. Esta compañía ofrece drones que operan con cuatro rotores y llevan una cámara de video.

Su éxito en ambos lados de la frontera ha sido tal, que desde su creación en 2009 ha tenido ventas por más de 10 millones de dólares y ha recibido apoyos financieros por otros cinco millones de dólares para expandir sus proyectos de innovación tecnológica. Jordi  Muñoz y Chris Anderson, fundadores de 3D Robotics aseguran que la compañía recibe entre 100 y 150 pedidos diarios de drones.

Para todo uso

Un análisis de la empresa UAV Aerospace México acerca del mercado para las aeronaves no tripuladas señala que en Japón existen más de1,500 UAVs y unos 6,000 operadores de estos aparatos. Las ventas de UAVs en ese país ascienden en promedio a los 100 millones de dólares anuales y su uso está enfocado a la agricultura.

El documento señala que en la medida en que la industria militar reduzca sus gastos y se concentre en sus áreas específicas, la demanda de UAVs para uso civil crecerá de manera importante.

“Los aviones no tripulados están siendo utilizados en aplicaciones como: comunicaciones, medios de comunicación, imágenes y cartografía,  alivio de desastres, agricultura, actividades policiacas y paramilitares, lucha contra incendios, monitoreo de líneas eléctricas y tuberías, protección de propiedad, investigación, búsqueda y rescate, manejo de manadas, monitoreo oceanográfico, monitoreo atmosférico, monitoreo volcánico, vigilancia de fronteras, monitoreo de contaminación, monitoreo de tráfico, protección de la pesca, etc.”, añade el texto de UAV Aerospace México.

En noviembre de 2010, Aerovantech presentó a la Secretaría de Seguridad Pública Federal su aeronave Beta 1. En la presentación la empresa preveía que para el año 2017 habrá 31,195 UAVs operando en el país, en labores militares y de seguridad.

De las 31,195 UAVs, se estima que 27,654 serán utilizadas en trabajos de seguridad, militares y de espionaje y prevención anticrimen, esto es el 88.4% del total. Las restantes 3, 631 UAVs (el 11.6%) serán para atender las necesidades de organismos civiles.

El análisis de Aerovantech agregaba que el mercado estimado en el corto plazo para los UAVs significaría inversiones por 65 millones depesos, de los cuales mal menos 30 millones provendrían del sector militar y de seguridad.

Drones y UAVs

Aldo Flores, director fundador de Investigación, Proyectos de Aeronáutica y Tecnología(Iprotec),considera que el surgimiento de empresas dedicadas a la fabricación y sobretodo a la importación de estos aparatos de vuelo no tripulados es entendible y obedece al clima de inseguridad que ha afectado al país en los últimos años.

Explica en entrevista que sí existe un mercado para colocar vehículos aéreos no tripulados, pero señala que no puede hablarse todavía de una industria en la materia, porque sólo hay dos o tres compañías dedicadas a la fabricación y armado de los llamados UAVs (Unmanned Aerial Vehicle).

Además, dichas empresas no fabrican todas las partes; deben importar, por ejemplo, los motores eléctricos, piezas de alta precisión que no se hacen en México, agrega.

Flores explica que dada la situación de inseguridad y violencia que vive el país, y por la agenda de riesgos en a que aparecen enprimer lugar los fenómenos naturales como huracanes e inundaciones, “cada municipio de más de 1 millón de habitantes debería tener al menos un vehículo aéreo no tripulado para apoyar labores de vigilancia, rescate y prevención”.

David Brian Lozano, director de la empresa poblana Mosquito Films, Producción Aérea Profesional, realiza trabajos especiales, apoyado en cuatro aparatos con los que ha trabajado estrechamente con Petróleos Mexicanos y con otras empresas de la rama energética.

También ve un mercado abierto y creciente pero para las compañías que comienzan a importar y colocar en el país aparatos que no son de uso militar ni para seguridad o vigilancia.

Brian señala que al menos cuatro municipios de Puebla (de un total de 217) cuentan con 20 drones. Asegura que en menos de seis meses habrá al menos 5,000 naves de este tipo operando en varios estados.

El pasado mes de septiembre, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, presentó dos drones para reforzar la vigilancia en la capital del estado.

Los aparatos forman parte del Programa Centinela y su costo fue de 19 millones de pesos, de acuerdo con lo anunciado el 12 de septiembre por el propio gobernador.

“El uso de estos aparatos se está popularizando y crecerá más, porque en México no existen todavía leyes o reglamentos que delimiten su uso, como por ejemplo la altura y los sitios en los pueden ser operados. Esto propiciará que haya un boom de drones en el país”, comenta.

En Estados Unidos hay leyes que prohíben el uso de drones en zonas y a alturas específicas, pero la demanda y el crecimiento del mercadopara estos productos es tal que se esperan modificaciones a la legislación aeronáutica norteamericana en menos de año y medio.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad