Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El reto para automotriz es fortalecer cadenas productivas

Actualmente en proveeduría de segundo nivel se importan más de 30 mmdd en autopartes
chasis_automotriz
chasis_automotriz - (Foto: AP)

Aunque la industria automotriz es considerada una de las de mayor crecimiento en el país a 20 años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el reto hoy es trabajar en el fortalecimiento de sus cadenas productivas, dijo el presidente de la AMIA, Eduardo Solís.

“Me parece que ahí tenemos una enorme oportunidad, sobre todo en la cadena de proveeduría de segundo nivel donde hoy en día estamos importando más de 30 mil millones de dólares de partes y componentes, a pesar de que somos el primer proveedor en el mercado de Estados Unidos y tenemos enormes oportunidades para crecer en esta parte”, sostuvo.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien formara parte de las negociaciones en ese acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, aseguró que la industria automotriz es un ejemplo de éxito trilateral.

Publicidad

Afirmó que se lograron multiplicar varias veces la producción nacional y las exportaciones, después de que al iniciar el TLCAN, México tenía una capacidad de producción de alrededor de 6.0 por ciento en América del Norte, Estados Unidos de casi 78 por ciento y Canadá de 16 por ciento.

A 20 años de distancia, abundó, México ha crecido en 30 por ciento su capacidad de producción en la región, Canadá se mantuvo en 16 por ciento y Estados Unidos en 64 por ciento, de tal manera que “para México ha sido absolutamente un éxito en el que hemos logrado más que triplicar nuestra capacidad productiva”.

El dirigente del sector automotriz subrayó que México ha crecido de manera muy importante y logrado fortalecer sus cadenas de producción con un enorme potencial aún por desarrollar.

En entrevista, recordó que en las dos últimas décadas, el sector logró atraer alrededor de tres mil millones de dólares en plantas de producción y con ello alcanzar cifras récord, con la expectativa de llegar a los cuatro millones de unidades fabricadas en el país.

Solís Sánchez dijo que hace 20 años, México tuvo el interés de fortalecer su empleo e inversión a través de la apertura comercial y hoy, a través del sector automotriz, es un caso de éxito, no sólo por sus empleos sino por salarios bien pagados.

Sin embargo, “tenemos que seguir ampliando la apertura comercial, tenemos que seguir logrando el acceso a los mercados para un sector donde 84 por ciento de lo que fabricamos lo exportamos. Hay mucho por hacer. Más de 100 países hoy en día reciben vehículos de nuestro país y por su puesto hay que mejorar el mercado interno”, puntualizó.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad