Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cerrará sus puertas icónica fábrica de Opel

En esta factoría llegaron a trabajar cerca de 20 mil personas montando vehículos
lun 01 diciembre 2014 09:41 AM
Opel
Opel - (Foto: EFE)

Una de las fábricas más representativas y de mayor importancia económica para la firma Opel en Alemania, cerrará sus puertas. En la factoría situada en Bochum, llegaron a trabajar 20 mil personas montando automóviles como el Kadett o el Manta, el Astra o la serie Zafira, que han marcado la historia de la empresa y del automóvil en muchos países.

La fábrica cerrará tras 52 años sin ningún festejo ni acto fuera de la misma: el sábado 6 se despedirán los trabajadores en un acto privado con unos mil invitados y el lunes 8 de diciembre está prevista la última reunión directiva.

El día 12 los empleados entregarán su uniforme laboral y sus carnets, dando el adiós definitivo a Bochum, informó la cúpula de la empresa.

Publicidad

Los empleados de la fábrica tienen una media de 50 años y llevan trabajando más de 20 montando automóviles o en el departamento de ventas. ¿Qué ocurrirá con ellos?.

Opel conservará 700 empleos, garantizados por el momento hasta 2020, que pasarán al almacén central de autopartes de Opel en la ciudad que sin embargo dejará de tener el logo de Opel y que a partir de ahora mostrará el de su socia Neovia, la nueva gestora.

Otros dos mil 700 empleados pasarán a formar parte de una sociedad durante dos años y después intentarán encontrar un nuevo empleo.

Sin embargo los expertos ven con escepticismo su reincorporación al mercado laboral, teniendo en cuenta el desempleo por encima de la media que sufre la región del Ruhr, incluso para trabajadores con buena formación y experiencia laboral.

“Hay mucho desconsuelo, no hay empleos sustitutivos”, señaló el jefe de la Betriebsrat (Consejo de Personal), Rainer Einenkel.

Con el cierre de la fábrica termina el que fuera una vez proyecto modelo del cambio estructural de la zona del Ruhr, ya que la fábrica se levantó en una antigua mina cuando comenzó a agotarse esa actividad en la zona.

Tras su apertura en 1962 contrató a unas 10 mil personas, muchas de ellas a antiguos mineros que se habían quedado sin empleo. Con sus exitosos modelos como Kadett o Manda la cifra de empleados aumentó rápidamente hasta doblar la plantilla, a 20 mil.

Sin embargo la falta de calidad, los errores en la gestión de los modelos y la competencia, siempre dura, empezaron a pasar factura a la cuota de mercado de Open en Alemania y con ello, las cifras de empleados de Bochum.

En torno a 2004, cuando se dejó de producir motores en Bochum empezó la lucha por la supervivencia en la zona del Ruhr: la cifra de empleados volvía a rondar el millar y seguía reduciéndose. En 2009 Opel estuvo a punto de declararse insolvente y ya muchos pensaron que no habría salvación para Bochum.

Incluso después del cierre de la fábrica de Amberes, la sobreproducción obligaba a Opel el 2010 a decretar el cierre de otra fábrica. Entonces la también amenazada fábrica británica de Ellesmere Port ganó la partida a Bochum.

Opel limitó un relativamente generoso acuerdo de reestructuración salarial para limitar el impacto del cierre de la fábrica de Bochum pero los empleados ya no confiaban en la cúpula de la empresa y fueron los únicos en toda Alemania en rechazarlo en la primavera de 2013.

Pero no pudieron evitar el cierre. Opel pagará unos 550 millones de euros para la bolsa de empleo y en concepto de indemnizaciones en Bochum, informaron los sindicatos.

De media, cada trabajador recibirá unos 125 mil euros, calculan los sindicatos, que sin embargo no estarán libres de impuestos.

¿Y qué ocurrirá con la fábrica? Como otras muchas antiguas fábricas de la región, ésta no se convertirá en una simple ruina.

Gran parte de la fábrica será demolida pero la nueva sociedad “Perspectiva 2022”, en la que participa la ciudad de Bochum y la firma Opel, habilitará unas 70 hectáreas y las ofrecerá a nuevos inversores.

Para ello se han planeado ocho años de trabajo y unos 50 millones de euros en costos de desarrollo, señaló el presidente de la asociación, Rolf Heyer.

Se espera que puedan instalarse pequeñas empresas manufactureras relacionadas con el sector del metal, pero también empresas informáticas.

La firma de correos alemanes ya ha anunciado su intención de abrir un centro de envío de paquetes con hasta 600 puestos de trabajo.

Sin embargo, podría mantenerse un recuerdo de los buenos tiempos: el edificio administrativo de la fábrica con la marca Opel en el tejado fue declarada recientemente monumento protegido por las autoridades locales.

Información de Notimex

Tags

Manufactura
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad