Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Planta de Audi en Puebla muestra cómo será el empleo del futuro

GALERÍA Los robots se ocupan de lo pesado; los trabajadores, de supervisar.

Planta de Audi en San José Chiapa

Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

La planta de Audi en San José Chiapa, Puebla, es una de las más automatizadas de la marca alemana en el mundo.
Cortesía Audi
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

En el área de soldadura existen 670 ejemplares.
Cortesía Audi
Planta de Audi en México 2

Planta de Audi en México

Mientras que para el pintado del esqueleto gris la planta ha dispuesto de 157 robots.
Cortesía Audi
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

El furor por la automatización responde a la productividad que alcanza un robot en tareas repetitivas y precisas.
Ivet Rodríguez
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

Sin embargo, en la planta de Audi trabajan 3,300 personas y serán 4,200 cuando la planta alcance su máxima capacidad.
Ivet Rodríguez
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

En Audi, la irrupción de los robots ha permitido ofrecer nuevos servicios como la personalización.
Ivet Rodríguez
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

Los autos en serie tardan varias semanas en fabricarse, pero cuando son personalizados como se liberan en 1 mes.
Ivet Rodríguez
Planta de Audi en México

Planta de Audi en México

Los robots generan big data, los cuales tienen que ser interpretados por seres humanos.
Ivet Rodríguez

Nota del editor: El texto se publicó en en la  edición 271  de la revista Manufactura, La reingeneiría del talento, correspondiente a agosto de 2018.

Publicidad

El complejo de Audi de San José Chiapa, Puebla, tiene 670 robots, solo en el área de soldadura, lo que deja ver el grado de automatización del proceso de armado de los automóviles.

Esta área tiene un nivel de automatización de 80%. En la siguiente fase del proceso, que es el pintado del esqueleto gris, hay otros 157 robots.

Esta planta es un claro ejemplo de que la tan temida irrupción de los robots en las fábricas ya es una realidad. Je­ff Burnstein, presidente de la Asociación para el Avance en la Automatización, que agrupa a 1,100 empresas fabricantes de servicios de automatización, en Estados Unidos, y que el año pasado abrió una o‑ cina en la Ciudad de México, tiene los datos: en 2017, la venta de robots en México se incrementó 55% respecto al año previo.

La mayoría de estos equipos (86%) terminaron en plantas de vehículos y autopartes. Este furor por la automatización que ahora vive la industria automotriz responde a que la productividad que alcanza un robot en tareas repetitivas y de alta precisión, como soldar o pintar una carrocería, es superior a la que ofrece un ser humano.

Leer:  Sandvik Coromant México camina hacia su digitalización manufacturera

Pese a ello, y contrario a la teoría de que los robots acabarán con los empleos, en la planta de Audi trabajan 3,300 personas. Serán 4,200 cuando la planta alcance su máxima capacidad.

Pero su labor en el piso de producción, apunta cada vez más a la programación, mantenimiento y supervisión de los equipos, que al ensamble de los autos.

"El tipo de perfiles que requerimos cambian", dice Miguel Aragón, gerente de Planeación TI y Automatización de la planta.

Los robots que actualmente están en operaciones en el mundo han sido responsables de la creación de al menos 8 millones de empleos, a los que se sumará un millón más en los próximos años, según un estudio hecho por la consultora tecnológica Metra Martech.

Estos puestos están relacionados directamente con el desarrollo y la operación de autómatas, pero también con trabajos indirectos en las áreas de productos y servicios.

"El uso de robots no solo crea empleos calificados; también baja el costo de los productos, lo que a su vez despierta más interés en los consumidores y, como consecuencia, genera más ventas. Y más ventas siempre significan más puestos de trabajo", explica Raúl Rojas, director del Departamento de Inteligencia Artificial de la Universidad Libre de Berlín, en Alemania.

Para Audi, la irrupción de los robots en sus plantas de manufactura ha permitido ofrecer nuevos servicios a sus clientes, como la personalización de los vehículos.

"Gracias al alto nivel de automatización que tiene la planta, podemos ofrecer vehículos personalizados, lo cual nos ha permitido incrementar la satisfacción de nuestros clientes", comenta Aragón.

Mientras que las marcas que fabrican vehículos en serie, con el mismo tipo de asiento, volante y motor, pueden planificar su producción con varios meses de anticipación; las automotrices que ofrecen modelos personalizados saben la configuración exacta de los modelos hasta que reciben la orden del concesionario. Después de esto, tienen alrededor de cuatro semanas para producirlo.

Recomendamos: Audi México ya no arrojará aguas negras, las reutilizará 100%

Autos personalizados

Alexis Cázares, un productor de video que trabaja en una empresa de medios, fue a un concesionario de Audi en diciembre de 2017 para comprar un auto nuevo. Lo quería con faros antiniebla, con techo corredizo y carrocería azul con efecto metalizado. Pero en el concesionario no había ningún modelo con estas características.

En experiencias anteriores, cuando Cázares había ido a un concesionario para comprar un vehículo y no había ningún modelo con las características deseadas, el vendedor intentaba persuadirlo de comprar alguno de los autos disponibles.

Sin embargo, en el concesionario de Audi, bastaron un par de minutos para que el vendedor hiciera el pedido del vehículo —según la configuración de Cázares— y la enviara a la planta de Audi en Ingolstadt, Alemania. En ocho semanas, el automóvil estaba listo.

“La experiencia fue buena, sí regresaría a ese concesionario por mi próximo auto”, señala Cázares. La planta de Audi en Ingolstadt, Alemania, produce alrededor de 566,000 unidades al año.

"Solo produjimos dos autos exactamente iguales en un año, el resto tenía, aunque sea, una manija diferente", comenta Aragón. Uno de los mayores retos para afrontar la personalización de los vehículos ha sido, por un lado, tener a gente capacitada para manejar el big data que se genera, tanto en los concesionarios como en los robots que están en el piso de producción.

Leer: VW y Audi invitan a universitarios de Puebla a la industria automotriz

Por otro lado, también ha crecido la demanda de técnicos capaces de monitorear y dar mantenimiento a las máquinas y sistemas automatizados.

"Tener robots, al menos para nosotros, no ha significado la pérdida de empleos, sino más bien la búsqueda de perfiles más especializados”, resalta Aragón.

Audi abrió un centro de entrenamiento dentro de su planta, donde capacita a sus técnicos en mecatrónica aplicada en mantenimiento, mecánico de herramientas, mecánico de carrocería, mecánico de producción para el área de montaje, mecánico en producción y logística, y mecatrónica aplicada en producto.

“Son áreas muy específicas en donde requerimos personal capacitado”, asegura Eduardo Palacios, director de Desarrollo de Competencias de Audi México.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad