Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Arrendadores de vehículos impulsan venta de autos eléctricos e híbridos

Alrededor de 25% de las ventas del segmento han sido por parte de estas empresas, refiere la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos.
Autos eléctricos e híbridos
Las ventas del segmento eléctrico e híbrido mantienen un alza a doble dígito, de más de 48% durante septiembre.

El segmento de autos eléctricos e híbridos ha encontrado en las empresas arrendadoras de vehículos algunos de sus mayores clientes. Según cifras de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe), sus asociados concentraron 25% de las ventas entre enero y agosto, lo que se traduce en 3,519 unidades de un total de 14,235 vendidas de acuerdo al Instituto Nacional De Estadística (Inegi).

David Madrigal, presidente de la AMAVe, indica que son los grandes corporativos los que están adoptando estas tecnologías. “Traen metas globales de disminución de CO2 y políticas muy estrictas. Ya hay más consciencia, y si hay disponibilidad de vehículos, aunque sean más caros, las empresas se vuelven más competitivas, ya que con el arrendamiento no pagas completo el auto. Les ayuda a administrar un poco más los ciclos de renovación”, comenta.

La venta de autos eléctricos e híbridos se mantiene con un crecimiento anual de alrededor de 48% durante septiembre, según datos del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros del Inegi. Más allá del interés de las empresas arrendadoras, son sus clientes quienes directamente incentivan parte de este dinamismo, atraídos por su costo-beneficio.

Publicidad

Te puede interesar: La industria ante la nueva generación de vehículos

“Lo que hace la mayoría de las empresas arrendadoras es comprar los vehículos que piden nuestros clientes. Hay algunos socios de venta diaria que sí tienen su stock de autos, y al día de hoy no son grandes consumidores de vehículos. Si analizas los autos, son activos que pierden su valor bastante rápido, entonces las empresas no se quieren quedar con autos tres o cuatro años, ya que empiezan a subir sus costos de operación y se vuelve más compleja la operación de la flota”, dice Madrigal.

Aunque el directivo se muestra optimista respecto a que la venta de este segmento seguirá creciendo, el reto como empresas arrendadoras es tener una mayor oferta y disponibilidad de modelos, así como tiempos de entrega que no se extiendan por varios meses.

De momento, la asociación espera cerrar el año con datos positivos. Al cierre del tercer trimestre del año, la administración de flota creció 10%, con 71.8% de 207,106 unidades financiadas por arrendamiento puro –un crecimiento de 8% para este esquema–, mientras que el arrendamiento por renta diaria registró un alza de 5 puntos porcentuales.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad