Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Petroleras privadas deben considerar inseguridad para invertir

Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, Coahuila y San Luis P., son zonas controladas por Los Zetas
Seguridad
Seguridad - (Foto: Enrique Ibarra)

Las petroleras y eléctricas privadas interesadas en explotar, producir y explorar hidrocarburos, gas y electricidad en Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, invertirán hasta 3% de la facturación al año en medidas de seguridad y protección de sus bienes y servicios, asegura Frank Holder, presidente de América Latina para FTI Consulting.

“De entre 2% y 3% de la facturación prevista puede llegar a ser un buen número para la inversión de la seguridad de las empresas”, según el responsable de la compañía encargada de investigar los desafíos creados por los impredecibles mercados financieros, las cambiantes regulaciones gubernamentales y el aumento de las interdependencias globales.

“Empresas extranjeras tendrán que tomar en cuenta la inseguridad, cuando proyectan lo que van a gastar para producir y explorar en esos campos”, señala.

Publicidad

Holder afirma que hace falta un plan de seguridad muy específico para la zona de Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, Coahuila, así como San Luis Potosí.

Esas entidades son controladas por Los Zetas que, entre otras funciones, se  dedica al robo de combustible.

“Pemex tiene un problema de robo en esas regiones que son difíciles de vigilar y patrullar; son riesgos importantes y materiales, pero no insuperables si hay un buen plan para atacarlos”, comenta.

“Los inversionistas necesitarán una seguridad muy particular por lo remoto que son los campos petrolíferos, así como la operación de los cárteles de la droga (especialmente Los Zetas) y los problemas históricos que Pemex ha tenido en la Cuenca de Burgos y sus alrededores”, enfatiza el consultor privado.

Los Zetas son una organización criminal y cártel con fuerte presencia en más de 405 municipios de México, así como en Guatemala y Centroamérica, detalla el estudio: Knowing Where and How Criminal Organizations Operate elaborado por los investigadores Michele Cosia y Viridiana Ríos.

La cuenca de Burgos tiene más de 6 mil millones de pies cúbicos de gas, lo que la convierte en la reserva de gas natural no asociada directamente al petróleo más importante de México, comenta Héctor García García, diputado del PRI y presidente de la Comisión Especial de la Cuenca de Burgos.

A enero de 2014, Pemex explotaba 9 mil 184  pozos de aceite y gas asociado en la región norte, así como en los activos Integral de Burgos, de producción Poza Rica-Altamira, de Aceite Terciario del Golfo y Veracruz.

La paraestatal también opera 6 mil 394 pozos de gas no asociado en esas mismas regiones.

—¿A los empresarios les preocupa que los campos petrolíferos se encuentren en zonas de violencia?, —se le cuestiona a Frank Holder.

—Es una gran preocupación de potenciales inversionistas. Ha sido históricamente un problema y un grave reto para Petróleos Mexicanos, que es del Estado y tiene muchos mayores recursos económicos para combatir el problema. De hecho en los últimos tres o cuatro años han habido inversiones en seguridad realizadas por Pemex, lo cual le permitió haya disminuido el robo de condensado, gas y petróleo.

—¿Cuánto gastan otras naciones donde hay inseguridad para proteger a su industria petrolera?

—El costo depende del tamaño de la oportunidad. Nigeria que tiene graves problemas de inseguridad con su petróleo, pero la cantidad de petróleo es tan grande que simplemente invierte fuertes sumas de dinero para disminuir el robo y así hacer lucrativo el negocio. Hay otros lugares donde tiene cero costos de seguridad como es el caso de Texas, Estados Unidos.

“Visualizó que en México para el tema petrolífero y gas será muy similar a lo reportado en la industria ferroviaria, donde tienen hasta mil 700 guardias de seguridad”, concluye el presidente de América Latina para FTI Consulting.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad