Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Senadores quieren más proveeduría local en leyes energéticas

Se pronunciaron por llevar a 35% el contenido nacional de mano de obra e insumos nacionales
Plataforma-marina-19
Plataforma-marina-19 - (Foto: google creative commons)

Senadores mexicanos propusieron aumentar a 35% el contenido de mano de obra e insumos nacionales en los contratos petroleros en el marco de una reforma energética, en un intento por impulsar el desarrollo de los proveedores locales y sus oportunidades de negocio.

La enmienda de un proyecto de Ley de Hidrocarburos publicada el sábado impide además a la petrolera estatal Pemex o empresas privadas conservar información técnica sobre el sector.

La propuesta de ley es una de más de 20 normas para regular la reforma energética promulgada hace casi seis meses por el presidente Enrique Peña Nieto, que terminó con el monopolio de Pemex y abrió el sector a la inversión extranjera.

Publicidad

La aprobación de las leyes que reglamentan la reforma es fundamental para que Pemex concrete alianzas con petroleras extranjeras que se espera impulsen la estancada producción de crudo de México.

La propuesta original del Ejecutivo busca que en los nuevos contratos petroleros se tenga un promedio mínimo de 25% de contenido local a más tardar en 2025. Sin embargo, lograr esta meta será difícil pues hoy en día no hay una cadena de proveeduría integrada, opinó Gilberto Ortiz, presidente de la rama industria petroquímica de la Canacintra.

Ver Escasea proveeduría energética nacional

Con la nueva propuesta, la participación mexicana en las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos mediante asignaciones y contratos deberá alcanzar un promedio de un 35% en el 2025.

Los senadores propusieron arrancar con un mínimo de contenido nacional de un 25% en el 2015 y elevarlo gradualmente hasta un 35%.

Una vez que se apruebe la legislación secundaria y se lancen las primeras licitaciones, los especialistas coinciden en que se crearía un esquema operativo similar al de la industria automotriz, donde en un primer momento los proveedores nivel 1 serían los grandes conglomerados trasnacionales, mientras que las empresas mexicanas tendrían un rol parecido al de los proveedores nivel 2 y 3.

La meta excluiría la exploración y extracción en aguas profundas. Los parámetros para ese tipo de yacimientos serán fijados por la Secretaría de Economía.

El proyecto de Ley de Hidrocarburos enviado a finales de abril por el Gobierno al Congreso da a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el regulador petrolero, el control sobre la información técnica del sector y la facultad para su resguardo, uso, administración y publicación.

Lograr estas expansiones con un promedio mínimo de 25% de contenido local a más tardar en 2025 requerirá de un amplio trabajo de desarrollo de proveedores, en tanto que las empresas mexicanas actualmente no están listas para cumplir con el volumen, exigencias y calidad que demandaría este mercado. “Sobre todo hay que trabajar en la capacitación”, dijo Ortiz.

Según el proyecto original, Pemex entregaría a la CNH toda la información técnica que posee.

Pero una modificación introducida en el Senado impide que Pemex y las empresas privadas que participarán en el sector conserven información.

La violación de esta norma sería castigada con multas de entre 75,000 y 225,000 veces el importe del salario mínimo vigente.

Está previsto que parte de las leyes secundarias de energía sean debatidas en comisiones del Senado del 10 al 23 de junio para ser votadas a más tardar el 25 de junio.

Posteriormente deberán ser aprobadas por el pleno del Senado y ratificadas por la Cámara de Diputados. (Con información de Reuters)

Más noticias del sector energético

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad