Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pemex y CFE resultaron ganadores en la propuesta de Presupuesto de 2019

50 mil mdp serán para la nueva refinería de Dos Bocas; el gasto tratará de revivir plantas hidroeléctricas y termoeléctricas.
Refinería
iStock by Getty Images

CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron dos de los ganadores en la propuesta de Presupuesto de Egresos de 2019 del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que el primero tiene previsto un monto de 50,000 millones de pesos (mdp) para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, en tanto que la segunda tiene proyectado un presupuesto total de 434,700 mdp.

Leer: La Secretaría de Energía sigue adelante con el plan de mudarse a Tabasco

La refinería de Tabasco es uno de los proyectos de infraestructura más importantes de esta administración, para lo cual Pemex ya inició con los trabajos, a pesar de estar investigada por el regulador ambiental, que analiza si tenía permisos para el desmonte de la vegetación en la zona donde se construye.

Para la ingeniería, procura y construcción se invertirán 48,200 millones de pesos (mdp); además de casi 1,800 mdp para los estudios de preinversión de la planta.

El objetivo de Pemex Transformación Industrial (TRI) consiste en “Incrementar la capacidad y rentabilidad de las actividades de refinación, y reforzar la infraestructura para el suministro de petrolíferos en el mercado nacional, a través de la inversión para la rehabilitación de las refinerías existentes y el inicio de la construcción de una nueva refinería”, explica el proyecto de Presupuesto de 2019.

López Obrador pretende que Pemex tenga la capacidad de refinación de crudo suficiente para alcanzar la autosuficiencia en gasolinas, destinadas al consumo interno en los próximos años. Actualmente, México importa de Estados Unidos la gran mayoría de los combustibles que consume.

Publicidad

La nueva administración estima que la refinería, que tendrá una capacidad de refinación de 340,000 barriles diarios promedio, costará cerca de 8,000 millones de dólares (casi 162,000 millones de pesos). Por tanto, el presupuesto de 2019 considera 30% de ese total.

Pemex TRI también destinará 7,500 mdp para el inicio del mantenimiento en sus seis refinerías existentes, como parte de su plan para impulsar la producción de gasolinas.

CFE revivirá a sus plantas más contaminantes

En el caso de la CFE, su presupuesto tuvo un incremento de 8% respecto al del año pasado, y en esta ocasión la idea del nuevo Gobierno consiste en dirigir parte del gasto en repotenciar plantas que ahora se consideran como contaminantes y que ya estaban a punto de salir de circulación.

Recomendamos: Este es el plan de AMLO para recuperar la producción petrolera

La distribución de los recursos va en línea con lo prometido por López Obrador: repotenciar las plantas hidroeléctricas del país y rescatar del ostracismo a otras como las termoeléctricas, como eje del para generar más energía en los próximos años.

“Se buscará abarcar la mayor cantidad de centrales sin afectar el suministro del fluido eléctrico, así como las modernizaciones, reconversiones de combustóleo a gas y las repotenciaciones que, en el corto y mediano plazo, atiendan la creciente demanda de servicio eléctrico, para este propósito se destinaron 34,310.3 millones de pesos (mdp)”, explica el proyecto de presupuesto para CFE.

Este dinero se repartirá en 15,361.4 mdp para las termoelétricas de ciclo combinado, 10,416.7 mdp para plantas de carbón, 7,040.0 mdp a centrales vapor convencional, 171.1mdp en centrales a diésel, 980.5 mdp a plantas geotermoeléctricas y 340.6 mdp destinados a la rehabilitación de centrales hidroeléctricas.

Esto supone un cambio de timón con respecto a la política eléctrica de la pasada administración saliente, que apostó por la inversión privada a través de las llamadas subastas de largo plazo, para construir nuevas plantas de energías como la solar y eólica, y que planeaba retirar de la circulación algunas de estas plantas más contaminantes, como las que emplean combustóleo.

Pero el nuevo gobierno ha detenido las siguientes subastas y ha propuesto enfocarse en revivir este tipo de centrales, como las termoelétricas que, si bien pueden transformarse a utilizar gas natural, usan en su origen combustóleo, un derivado del petróleo más caro y contaminante que el gas.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad