Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ejes para una política industrial incluyente

Reducir la brecha entre las grandes empresas y mipymes para lograr encadenamiento productivo
El nuevo centro tiene como fin dar asesor�a tecnol�gica a pymes del sector pl�stico. (Ver�nica Alc�ntara)
El nuevo centro tiene como fin dar asesor�a tecnol�gica a pymes del sector pl�stico. (Ver�nica Alc�ntara) - (Foto: .)

La nueva política industrial debe enfocarse en impulsar cadenas productivas a través de la innovación y una distribución más equitativa de los apoyos e incentivos, dijo Hugo Beteta, director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Los esfuerzos anteriores tenían un enfoque excluyente y la mayoría de los apoyos iban para el último eslabón de la cadena, dejando de lado a los proveedores o a los prestadores de servicios.

Este modelo generó un crecimiento desigual entre las empresas y un bajo nivel de integración local. Según datos del Inegi, en el país 100 empresas manufactureras concentran 51% del valor de las exportaciones de mercancías, las cuales tienen un bajo nivel de integración nacional.

Publicidad

Las exportaciones de ensambles aeroespaciales, por ejemplo, tienen un contenido local de 5%, mientras que para armar los electrónicos se importan de Asia entre 70 y 80% de los componentes, según datos de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia) y delConsejo Nacional de Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), respectivamente.

Mipymes, la base de la cadena

Las mipymes representan 99.6% del total de las unidades económicas, crean 67.1% del empleo, participan con 29.7% de la producción ygeneran 35.4% de las remuneraciones totales, sin embargo, están desvinculadas de las cadenas productivas, registran un alto porcentaje de mortalidad y una limitada capacidad tecnológica y productiva, dijo Ricardo Carrillo, director de la consultora ARegional.

En la última década las mipymes mexicanas redujeron -17.7% sus remuneraciones a trabajadores y experimentaron una reducción de -3.4% en su capacidad para generar valor agregado en sus procesos y productos, según datos de ARegional.

La falta de coordinación entre los organismos encargados de fomentar la competitividad de las mipymes, así como la desvinculación de los diversos programas y apoyos gubernamentales limitó el crecimiento de estas unidades económicas.

Para favorecer el encadenamiento productivo y reducir la brecha que hay entre las grandes corporaciones y las mipymes es necesaria una política industrial menos polarizada y una distribución más equitativa y transparente de los apoyos, explicó Beteta en entrevista.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad