Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Anticipan débiles resultados de empresas industriales

Grupo México, Peñoles, Alpek y Mexichem sufrirán afectaciones por débiles precios en metales
Higiene industrial
Higiene industrial - (Foto: .)

En el segundo trimestre de 2013 las compañías con operaciones industriales registrarán en promedio ingresos que muestren un rango promedio de caída de 1% y de crecimiento de 1% afectadas por la debilidad en el entorno externo y el retraso en el ejercicio del gasto público en México.

“La desaceleración de la economía tanto interna como externa así como un menor gasto gubernamental, tendría un efecto negativo sobre los ingresos de las compañías”, comentan analistas de Banorte.

Expectativas de analistas de Monex y Banorte revelan que si bien empresas de consumo como Bimbo, Cultiba, Kof y Arca registrarán alzas de entre 5 y 7% y serán las que tengan mejores resultados.

Publicidad

“Pero por el contrario habrá empresas con caídas relevantes en sus ventas, tal es el caso de Grupo México, Peñoles, Alpek y Mexichem afectadas por precios débiles de los metales y por una menor demanda en los mercados externos donde operan”, afirma Carlos González, analista de Monex.

De acuerdo con Marisol Huerta, analista de Banorte, las empresas de alimentos que mejor comportamiento tendrán son Cultiba, con un alza en ingresos de 6.8% y un flujo operativo superior en 12.8% respecto al segundo trimestre de 2012.

Asimismo, Herdez y Bimbo registrarán aumentos de 10.8 y 1.4% en ventas y de 12.6 y 11.5% en flujo operativo, respectivamente.

“En el caso de Bimbo en términos de volumen para México estimamos un avance de 2%, donde las iniciativas de mercado habrán logrado amortiguar la debilidad del consumo, mientras que Cultiba se verá beneficiada de la integración de operaciones y las estrategias de crecimiento para bebidas no carbonatadas en nuevos territorios”, comenta la especialista de Banorte.

En cambio, empresas como Alpek, Mexichem y Grupo México registrarán disminuciones de 2.7, 4 y 12.6% en ingresos respectivamente y caídas de 16.9, 13.9 y 18.7%, en flujo operativo, respectivamente según revelan estimados de Monex.

Y es que, advierte González, la débil demanda en Estados Unidos y Europa está afectando los resultados de empresas como Alpek y Mexichem.

“En tanto los menores precios de los metales es lo que le pegando a las mineras”, comenta.

En el caso de Cemex, afirma Carlos Hermosillo, analista de Banorte, la empresa se verá afectada en México por el retraso en el ejercicio del gasto público, lo que ha afectado al sector construcción en general.

Sin embargo, agrega, se espera que los ingresos reporten un alza de 1.9%, el flujo operativo caiga 3.4% sin embargo habrá una utilidad neta de 67 millones de dólares, la primer cifra positiva desde el tercer trimestre de 2009.

“Aunque ello depende más de los efectos contables en cuanto a valuación de derivados e incidencia de tipos de cambio; en realidad, la fortaleza operativa aún no es la deseable, a pesar de la mejoría que ha ofrecido ya en los últimos doce meses”, advierte Hermosillo.

La debilidad en el sector industria, afirma Carlos Capistrán, economista en Jefe para México de Bank of America Merrill Lynch; es resultado de la débil demanda externa y el choque fiscal, mismos que están impactando a la economía mexicana y a la producción industrial en particular.

Cifras dadas a conocer por Inegi revelan que la producción industrial registró una caída de 0.25% durante los primeros cuatro meses del año.

“La producción industrial, con un 3.3% interanual de crecimiento en abril, fue particularmente débil, considerando que hubo una recuperación de la actividad debido a un efecto calendario adverso en el  primer trimestre de 2013. La desaceleración ha sido más marcada en el sector minero y el de la construcción”, comenta Capistrán.

Sin embargo, las expectativas para la segunda mitad del año no son tan negativas pues se espera una mejora en el comportamiento de la actividad y por ende de los resultados de las compañías.

“Aún prevemos que la actividad se recupere en la segunda mitad del año, gracias a una mayor producción automotriz, un incremento en el gasto público y un mayor crecimiento en Estados Unidos”, afirma el analista de Bank of America.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad