Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Aeroespacial bajo la mira de laboratorios

El Cidesi examina los materiales compuestos para las piezas de las aeronaves
aeronautica
aeronautica - (Foto: AP)

La falta de pruebas en los materiales que se utilizan en la construcción de piezas para aviones, podría afectar directamente las propiedades mecánicas del producto, lo cual repercutiría en su funcionamiento.

Por esta razón, la misión del Laboratorio de Materiales Compuestos del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) analiza el porcentaje de fibra y resina de los materiales compuestos. “Si estos dos materiales (fibra y resina) tienen distintos porcentajes puede afectar las propiedades mecánicas de la pieza”, comentó Ulises Sánchez, gerente del Laboratorio de Materiales Compuestos del Cidesi.

Sánchez aseguró que en la utilización de materiales compuestos, es importante hacer la prueba de temperatura de transición liquida del material, para saber si fue bien curada la parte del tambor del avión y las alas para que al momento del ensamble sean menos partes que conjuntar.

Publicidad

Actualmente, la industria Aeronáutica está optando por la utilización de materiales compuestos. Bombardier, por ejemplo, se encuentra en la fase final de aprobación de prototipos  para empezar a construir el primer avión 100% de materiales compuestos. Estos materiales se caracterizan por ser mucho más ligeros y de fácil operación que proporcionan una reducción de combustible de hasta el 30%.

El Laboratorio de Materiales Compuestos del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) establecido en Querétaro, otorga servicios tecnológicos de prueba de laboratorio para materiales de importación a Bombardier.

“Es decir, se prueban los materiales que vienen de la frontera de México, que antes de ser utilizados para la construcción de aeronaves tienen que pasar pruebas rigurosas de aceptación de materia prima”, platicó Sánchez.

Además, en el laboratorio se hacen pruebas de procesos de control de calidad de la manufactura que hace directamente Bombardier. “Estos materiales son entregados al laboratorio, los cuales no presentan alteraciones o deformaciones y nosotros cortamos esos materiales y los ensayamos con diferentes técnicas dependiendo si son normas internacionales o del fabricante”, comentó Sánchez.

Las pruebas pueden ser mecánicas o electroquímicas, son alrededor de 12 para verificar si el material aún es adecuado para ser utilizado en la fabricación de un avión.

Este laboratorio que se abrió en 2009 se cuenta con más de 52 pruebas acreditadas ante Bombardier. Como laboratorio externo, funge como un tercero que está evaluando resultados de proyectos.

Para la Federación Mexicana de la Industria Aeronáutica (FEMIA), el objetivo más importante de la industria aeroespacial es la seguridad, por esta razón, cada producto de este sector que se manufactura se debe saber de dónde viene el material, así como quién fue el encargado de manufacturarlo.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad