Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Caen las ventas de cárnicos bovinos

Ante los altos precios, se registra en México el menor nivel de consumo de las últimas décadas
Carne
Carne - (Foto: AP)

Mientras las exportaciones de carne mexicana al extranjero va en ascenso, en el mercado local el consumo va en descenso. A final de este año se estima que el consumo per cápita de carne de res en México bajará a 15.3 kilogramos, su menor nivel en las últimas décadas y por debajo de los 15.9 kilos registrados en 2012, debido principalmente a los altos precios de esta carne y a los precios relativos con proteínas sustitutas, señala un comunicado de Rabobank.

En el estudio “La industria cárnica de res”, el banco holandés especializado en el sector de alimentos, bebidas y agronegocios observa que el aumento en la competitividad del sector mexicano ha propiciado un incremento de 10% de las exportaciones de carne mexicana, por un 3% de importaciones desde Estados Unidos. Así, la presión en los márgenes de utilidad que ha experimentado el sector mexicano durante este tiempo lo ha vuelto más competitivo.

Los grandes retos que enfrenta el sector mexicano de res, prosigue el comunicado, pasan por buscar mercados alternativos como los asiáticos y reactivar el consumo interno de carne de res, rezagado frente al de cerdo o el de ave.

En cuanto al sector ganadero, se estima que este año continúe la contracción del hato mexicano. Sin embargo hay señales de que esta tendencia podría invertirse para 2015.

En relación a los grandes retos que enfrenta el sector cárnico mexicano, Pablo Sherwell, Analista Senior de Rabobank señala que “por ejemplo, Rusia ha cerrado su mercado a la carne mexicana por el tema de ractopamina por lo que el total de las exportaciones mexicanas cayó 18 por ciento respecto al año anterior. Rabobank estima que estas exportaciones podrán compensarse en otros mercados como Japón y Vietnam. Otro gran reto será el reactivar el consumo hacia la carne de res, el cual comienza a rezagarse ante el cerdo y ave”.

En cuanto al sector ganadero mexicano, Rabobank observa que el segmento de engorda comienza a mostrar una recuperación derivada de mejores condiciones en los pastizales y por el deslizamiento en el costo de forrajes. Sin embargo, continúan algunas complicaciones para los empacadores: altos costos en los animales en pie y la debilidad en el consumo de carne de res.

Publicidad

“Para este año, estimamos que continúe la contracción del hato ganadero. Sin embargo hay señales de que ésta podría comenzar a detenerse y llegar a un punto de inflexión, quizás en 2015”, concluye Sherwell.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad