Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Buen momento para la carne mexicana

Ganaderos aseguran que la mayor parte del mercado no atraviesa por problemas de certificación
Carne
Carne - (Foto: Getty Images)

La conservación genética, el cuidado de los procesos de fertilización y la adecuada alimentación de grano y vitaminas, son los principales elementos para que la cría de ganado produzca mejor calidad de carne y por lo tanto, sea confiable y de segura exportación.

Esto es lo que se ha venido aplicando en los grandes hatos ganaderos de México, para mejorar la calidad de consumo nacional de carne, así como la de exportación, ante las críticas del clembuterol y otras sustancias que decían contiene la carne roja mexicana. 

Sin embargo, los ganaderos aseguran que ahora la mayor parte de la carne no atraviesa por problemas de certificación ni aprobación, toda vez que es bien aceptada en mercados como EU, Japón, Rusia y parte de África. 

Publicidad

"Elementos como el cuidado especializado en el porcentaje de los granos rolados, la dieta de vitaminas para limpiar el vientre de las reses o vaquillas y las vacunas en tiempo y forma, son otros de los requerimientos que hemos implementado para la producción cárnica de calidad", expresa Roberto Zambrano Gaytán, director y propietario del Ranch El 17, de Hermosillo, Sonora. 

Este rancho exporta a Japón más de 60 toneladas de cortes de carne al mes, garantizando su calidad y mercado mediante altas medidas de sanidad e inocuidad. 

Tan es así el nivel de alta estandarización que maneja en el negocio, que incluso creó la Universidad Rancho 17 para capacitación de personal dedicado a la ganadería, y a la mejora constante de las razas y la genética de las cabezas en México.

La exportación de 142,000 toneladas de bovino es una de las muestras de confianza del mercado internacional en la carne mexicana, y de ésta, al menos el 30% se produce en la zona noreste del país, donde existe ganado de alta calidad genética.

Fermín Montes Cavazos, delegado de la Sagarpa en Nuevo León, afirmó que son dos los factores que influyen para producir carne de calidad: la genética del ganado y el proceso de engorda, sacrificio, pruebas de laboratorio e higiene de los rastros TIF, que ofrecen las garantías de no contaminación de los cárnicos.

“El tema del clembuterol y de otras sustancias prohibidas ya quedó atrás y son casos aislados los que se dan con este problema. Ahora lo que nos toca es seguir provocando la reproducción de alta genética en los animales y vigilando estrictamente la alimentación para que la carne tenga calidad mundial”, dijo el funcionario.

Nuevo León participa de gran manera en la exportación porque alberga hatos de ganado de las marcas Beefmaster, Charolais, Simental, Sueco Rojo y otros de procedencia italiana.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad